Pregón de Santa Lucía 2018 (Mozaga)

Pregón de las Fiestas de Santa  Lucía
Mozaga  2018

Por: TERESITA PERERA BRITO

Distinguidas autoridades, miembros de la directiva de este Centro Socio Cultural y de la Comisión de Fiestas, familia, vecinos, amigos y todos los que nos han querido acompañar en este acto. Buenas noches a todos.
En primer lugar, quiero expresar mi agradecimiento a la directiva del Centro Socio Cultural por haberme permitido ser la pregonera de las fiestas de Santa Lucía en este año 2018. Esta tarea que me han encomendado se la merecen también muchas de las personas que se encuentran esta noche aquí además de otras, que no han podido estar presentes. El único mérito que tengo es el ser hija de este pueblo. Ser la pregonera, más que un sueño es una gran responsabilidad pero también una enorme satisfacción porque me hace sentir, si cabe, más parte todavía de este querido pueblo de Mozaga, que me vio nacer y crecer. Y es por eso que acepté la invitación. Además, este momento supone el reencuentro con nuestra gente, que siempre me ha inundado de afecto, cariño y cercanía.

Continuar leyendo “Pregón de Santa Lucía 2018 (Mozaga)”

Anuncios

Petra Cruz, víctima de la justicia en Lanzarote

15/10/2017 http://www.eltambor.es

A comienzos del siglo XX murieron las hermanas Cruz Bello de Teseguite, Lanzarote. Una, María del Rosario, a manos de sus asesinos. La otra, Petra, a causa de una justicia que protegió a los criminales por tratarse de los lacayos de los caciques locales. Los asesinos de María Cruz fueron detenidos e indultados, mientras la hermana de la víctima falleció en el manicomio de Las Palmas de Gran Canaria después de ser condenada sin pruebas, vejada, violada y enloquecer. Sesenta años después. Un libro recogió la historia en 1936, pero fue quemado por orden del cura de Arrecife. El silencio se rompió con la publicación en primicia en la revista Interviú por el periodista José Luis Morales.

Continuar leyendo “Petra Cruz, víctima de la justicia en Lanzarote”

La sociedad que mató a las hermanas Cruz

Fuente: Diario de Lanzarote
M.J. Tabar

Lanzarote, 1919. Los caciques, escasos pero absolutistas, dictan la ley de una isla que malvive sumida en la miseria. Una mañana de mayo, la ventera y prestamista María Cruz aparece degollada. Su hermana Petra —separada, pobre, inteligente y alfabeta— es elegida como chivo expiatorio del crimen. Todo el mundo sabe que no fue ella, pero todo el mundo calla. Este suceso ha perseguido a al periodista Concha de Ganzo desde que lo conoció a finales de los años 80.
Ante la imposibilidad de construir un relato periodístico, con información contrastada y fuentes fidedignas casi un siglo después de los hechos, Concha de Ganzo decidió hilvanar una novela de ficción inspirada en un episodio negro, negrísimo, de la historia lanzaroteña. El crimen de las hermanas Cruz (Ediciones Remotas, 2017) “son mis respuestas a las preguntas que yo me hice”, dice Concha.

Continuar leyendo “La sociedad que mató a las hermanas Cruz”

Es uno de los capítulos más trágicos de la historia insular

Fuente: biosferadigital

Está a punto de cumplirse un siglo del crimen de Teseguite, un oscuro acontecimiento que todavía hoy conmociona a la sociedad lanzaroteña. La trágica historia de silencio oficial y habladurías se rompió en 1981 con la publicación del episodio en la revista Interviú por el periodista José Luis Morales.

Dos hermanas murieron a principios del XX. María Cruz a manos de sus asesinos y Petra a causa de una justicia que protegió a los criminales por tratarse de servidores del caciquismo de la época. Los asesinos de María Cruz fueron detenidos e indultados, mientras que la hermana de la víctima falleció en el manicomio de Las Palmas de Gran Canaria después de ser condenada sin pruebas, violada y vejada hasta enloquecer.

Continuar leyendo

El crimen de las hermanas Cruz (I)

La periodista Concha de Ganzo, colaboradora de LA OPINIÓN DE TENERIFE, publica su primera novela
Fuente: La Opinión de Tenerife
Concha de Ganzo
La casa de María Cruz. RUBÉN ACOSTA
La periodista Concha de Ganzo, colaboradora de la opinión de tenerife, publica su primera novela, El crimen de las Hermanas Cruz (Ediciones Remotas, 2017), basada en el crimen real de una mujer, María Cruz Bello, aparecida sin vida en una casa de Teseguite (Lanzarote) el nueve de mayo de 1919. A partir de ese hecho real se desencadenarán unas terribles consecuencias, que el paso del tiempo ha tratado de sepultar. De Ganzo tira de este hilo para urdir una novela que habla de los mecanismos de supervivencia en situaciones de opresión. Este es el primer capítulo de El crimen de las Hermanas Cruz.

Continuar leyendo “El crimen de las hermanas Cruz (I)”

Pregón del Cristo de Las Aguas 2018 (Guatiza)

Pregón de las Fiestas del Cristo de Las Aguas
Guatiza 2016

Por:  LA DIRECTIVA

 

Buenas noches, vecinos y vecinas del pueblo de Guatiza, visitantes y autoridades del Ayuntamiento de Teguise, sean bienvenidos al pregón de las Fiestas del Cristo de las Aguas 2018.

Hoy damos comienzo a nueve días de celebración en honor a nuestro Cristo, para los cuales hemos preparado un programa de fiestas lleno de actividades para niños, jóvenes y adultos en donde no podía faltar la tradicional Romería y Ofrenda el jueves 13 de Septiembre y la festividad del Cristo de las Aguas el día 14.

Tendremos juegos, música, deporte, teatro, playbacks, torneos, concursos, ventorillo, verbena…….todos los ingredientes necesarios para poder pasar un buen rato y divertirnos en estos días de fiesta.

Si han tenido la ocasión de leer la Salutación del programa, comentábamos que en nuestro pueblo se celebran fiestas desde hace ya muchos años y que esos recuerdos y vivencias, queríamos plasmarlas en un pregón, para el cual, la directiva del C.S.C Taiga, nos hemos tomado la libertad de hacerlo este año, para recordar aquellos momentos y dar las gracias a todas las personas que año tras año, han dedicado su tiempo y su esfuerzo, en organizar los actos festivos.

Por eso, junto a nosotros, en la mesa del pregonero, hay una silla vacía, en homenaje a esas personas y como símbolo de que lo que hoy se va a contar aquí, son relatos y vivencias de las personas de nuestro pueblo, los cuáles, les agradecemos de todo corazón que nos hayan ayudado ya sea contándonos sus historias o aportando fotos.

 

¡¡¡Tiempos, tiempos….!!!, ésta es la coletilla que más hemos escuchado, cuando preguntamos a los mayores y no tan mayores ¿cómo eran las fiestas de antes?

Para nosotros, ha sido muy agradable, el escuchar las historias que estas personas nos han relatado, y comprobar cómo la alegría llega a sus caras cuando recuerdan esos momentos, lo que nos da a entender que para ellos las fiestas eran momentos de felicidad a pesar de la dureza de la época en las que les tocó vivir.

En Guatiza, se celebran dos fiestas, una la de Santa Margarita en el mes de Julio y la otra, la del Cristo de las Aguas en el mes de Septiembre (aunque algunos la recuerdan como la de Guadalupe).

En el pueblo existían dos sociedades, la primera llamada Sociedad Unión, que se fundó a finales del año 1899, y la segunda, que se inauguró en el año 1926 llamada Sociedad Imparcial. Estos dos lugares, eran diferentes a nivel social, ya que cuentan que el Imparcial era para los ricos y la Unión para el resto. Independientemente de esa diferencia social, las fiestas del pueblo las vivían todos por igual.

Las fiestas duraban sólo dos o tres días, en los cuales, no se trabajaba. Lo más destacado, o lo más esperado por todos, eran los bailes que se hacían. En una especie de era o zona de baile en la Unión, había un palo alto al que se le subía una bandera española. Si ésta estaba alzada, era señal de que había baile, si estaba a media asta pues no había.

Las jóvenes del pueblo se subían a los muros para ver si la bandera estaba alzada o no. Ciertas muchachas de la mareta, corrían a la esquina de Ana para ver la bandera, pero tenían una palmera en medio que cuando había viento no les dejaba ver, y se escuchaba: “está, no está,…..sí, si está,….no, no está”, hasta que la que más vista tenía o la más alta decía con un grito ¡¡¡SI ESTÁ!!! y entonces llegaba la alegría a sus caras y así de sobresaltadas vivían con ilusión la noticia de que había baile.

En los años 50 ó 60, antes de que se crearan los grupos musicales u orquestas, los bailes eran improvisados, los sábados o domingos, cuando al salir de misa, las mozas les pedían a ciertos chicos del pueblo como Jerónimo Caraballo, Martín Delgado, Juan Cejudo o Alvaro Ortiz, que si estaban animados, tocaran varias piecitas al piano, la batería y cantando, animaban el baile, esto, si el cura daba su permiso o no se enteraba.

Nos cuentan que a alguno de esos chicos que amenizaban los bailes, fue un día a confesarse con Don Santiago, que era el cura de la época, al cual no le gustaba eso de la música festiva, y que cuando pasaba por delante de los bailes se tapaba la cara con las manos para no ver, pero claro se ponía a mirar por los huequitos que dejaban los dedos, creyéndose que nadie se daría cuenta. Pues en esa confesión, le dijo el cura “mira ¿tú estabas tocando la batería y cantando el otro día?” y el chico le dijo “pues claro, ¿no me viste?” ………., aquella repuesta encendió al cura de tal manera que le puso una penitencia de un par de Rosarios y otros tantos Aves Marías.

Para hacernos una idea de esos bailes, preguntamos qué canciones se tocaban. Alvaro Ortiz que cantaba y al parecer tenía buena voz, nos dijo un par de temas que recordaba, bueno, nos dijo y nos cantó susurrando algunos temas, tales como: “Acuérdate de Acapulco, de aquella noche María Bonita, María del alma…” ó “Muñequita linda, de cabellos de oro, de dientes de perlas, labios de rubí…” o incluso “Ese toro enamorado de la luna, que abandona por las noches la maná…”

Ya en las décadas siguientes, años 70 y 80, para las fiestas, había que sacar permiso en la Delegación del Gobierno para poder hacer bailes, ya que existía el riesgo de que entraran menores de edad.

Observamos en la imagen un cartel del año 1979, donde dice: “Sociedad Unión” Guatiza celebra por las fiestas de Santa Margarita 3 grandes verbenas los días 20, 21 y 22 de Julio amenizadas por la extraordinaria orquesta GUATATIBOA,  por supuesto con su correspondiente permiso a la Delegación y el precio de 900 pesetas que había que pagar.

 

A diferencia de la época actual, antes, no era necesario que hubiera fiestas en el pueblo para poder organizar los bailes. Un ejemplo del mes de Abril del año 78 es este cartel en el cual se le daba la bienvenida al verano con una verbena y con un asalto prolongado, que al parecer era un baile para los niños y adolescentes y que después de las diez de la noche, solo era para adultos y los menores de 18 años tenían prohibida la entrada. Tenemos constancia de que a una adolescente menor de edad, le pusieron una multa de cinco pesetas por entrar a un baile o que se ponían a “jociquear” por las ventanas a escondidas y la multa era por parte de las madres, que las castigaban un mes sin salir.

Antes, se compraban o se hacían un traje nuevo para las fiestas de Santa Margarita y los zapatos se los compraban para las fiestas del Cristo. En la tienda de Domingo Lazo, en Arrecife, se vendían las telas y algunas costureras del pueblo o de la capital les hacían los trajes de todos los colores, rosa, verde, estampados, aunque eso no se pueda comprobar en las fotos, que parece que todo el mundo iba vestido de blanco o negro. En la imagen de la parte superior izquierda, la chica de color negro era la cuidadora, que llevaba y se hacía responsable del resto de las chicas que iban a los bailes. En la imagen de la parte inferior derecha, hay unas chicas esperando en el molino para ir a las fiestas de Mala.

Una señora llamada Doña Amalia, era la costurera que hacía la ropa a los hombres, ya sea pantalones,  chaquetas o camisas.

Cuando iban a Arrecife, lo hacían caminando o en burro porque la guagua que había era muy cara, la cual llamaban la guagua “perrera”, y solo se subían los que tenían dinero para eso.

Cuentan que una chica que alardeaba de ir siempre a Arrecife en la guagua,(cosa que sus amigas sabían que no era verdad ya que se la estaba echando de presumida y rica), fue un día con ellas a burro, pero no saben lo que pasó, que el burro se espantó y la muchacha se cayó al suelo. Esto provocó a sus amigas tales risas que se burlaban de ella diciéndole, ¡¡¡Qué…. Parece que se te escapó la guagua perrera!!!!

Se Adornaban las calles con palmas, con banderas hechas de papeles, las casas se pintaban y se hacían los amasijos de pan por las fiestas.

En la calle Ramírez Cerdá, se situaban todos los ventorillos, las tómbolas y ruletas. Recuerdan una tómbola grande en la tienda de Don Anacleto, donde los premios eran vasos, platos, escupideras o vasinillas. La Ruleta de Cazorla, que según algunas, el hombre la tenía trucada para que no cayera la bola en el número que elegían y así no se ganaban nada. También a Manuel el Betunero, que iba con su ruleta por varios sitios, nunca fallaba en las fiestas de Guatiza. Recuerdan que las partidas costaban media peseta.

Don Nicolás que era hermano del cura, organizaba diferentes actos, como las carreras de cintas con las bicicletas, en las cuales daban vueltas cogiendo unas cintas amarradas a unas argollas con un palito y aquellos que cogiesen más cintas, las chicas les ponían como premio unas bandas pintadas a mano con dibujos hechos por María Clavijo o Teresa Fernández. Además de estas carreras, también Don Nicolás organizaba gymkanas, el juego de la correa, e incluso fue el primero que montó un equipo de fútbol en los años 70 que se llamaba Guatima, que era la unión de los pueblos de Guatiza y Mala, y gracias que tenía alguna amistad en Gran Canaria, traía balones de la propia Unión Deportiva Las Palmas para que los chicos jugarán.

Recuerdan un partido de fútbol que organizaban en la Vega de Guatiza, donde una señora natural del pueblo, tenía a sus hijos jugando en el equipo contrario. Se ve que iban perdiendo y para dar ánimos a sus hijos, gritaba  ¡¡¡¡¡LOS DE GUATIZA……… SON UNOS RENQUES!!!. Nos resulto gracioso la palabra renque, porque no sabíamos su significado, pero nos sonaba a un insulto de los buenos. Más tarde descubrimos que renque era la tela porosa con la que se hacían los saquitos de cochinilla, por lo que asociamos que el típico insulto a los jugadores de fútbol de que “eres un paquete”, en aquella época en Guatiza se decía     “eres un renque”.

Se aprovechaba los días de fiesta, para pasear por la calle principal, desde casa Manuela hasta casa Mamerto, iban y venían, paseaban por el centro y los novios para tener más intimidad iban por la acera. Llegaban y se sentaban debajo de un especiero que estaba delante de lo que hoy es la Tasca de Lita y allí se ponían a enamorar.

Unas chicas cuentan que los hombres se sentaban en la plaza de la iglesia porque al ser un sitio donde revoca mucho el viento, veían pasar a las chicas que llevaban los trajes nuevos, que se levantaban por el viento y así les veían el culo.

Sobre los años 70, los jóvenes del pueblo, pasaban por los ventorillos en busca de las dos únicas bebidas que les estaba permitido beber y que su economía podía soportar. La primera la llamaban el SIETE MACHOS, lo que actualmente conocemos como SEVEN UP, busquen ustedes la relación, lo de siete está claro, lo de machos pues…….no. La segunda la llamaban AGUA MOYA, o lo que es lo mismo el Clipper.

Como se gastaban el dinero que tenían en estas bebidas burbujeantes, lo que hacían para pasar el resto de la tarde, era pedir un cubito de hielo que chupaban toda la tarde. Si, no exageramos, toda la tarde porque tenían bloques de hielo enormes que traían de la fábrica y les partían los trocitos a martillazos, y claro, ese era hielo del bueno, el que costaba derretirse. También comían paquetes de aceitunas, berberechos incluido el agüilla, que eso era un manjar o incluso les gustaban chascar bizcochos y así pasaban el rato.

La función y procesión de la imagen del Cristo,  estaba acompañada por la banda de música de los cuarteles, donde se colocaban en filas los niños con banderas y estandartes.

Según los que vivieron en aquellos años, en Guatiza se hacían los mejores bailes y fiestas de toda la isla. A comienzos de los años 70, se creó la Asociación Juvenil Club Guadarfía, que era un grupo de jóvenes que se reunían en la casa parroquial y que organizaban actos para las fiestas, entre los que destacaban los play back, siendo pioneros en toda la isla de llevarlos a cabo e incluso ir a otros pueblos y la capital para actuar.

En el año 1983, se crea el Centro Socio Cultural Los Eucaliptos, en situación de la antigua Unión y cuyo presidente fue Bernando Díaz Martín y en el año 1988 inicia su andadura el C.S.C Taiga de la mano de Salvador Hernández Nieves como presidente de aquel entonces.

Ya han pasado 30 años desde los comienzos de este centro, y muchas directivas las que han pasado por aquí, muchos programas publicados pasando de haber dos ó tres días de fiestas como antaño, hasta ocho o más días como ahora. Muchas salutaciones de las comisiones de fiestas de cada año, donde en pocas palabras, claras y directas animaban al pueblo a participar en las fiestas.

Seguro que se nos han quedado cosas en el tintero y que si preguntáramos a cada uno de los habitantes de Guatiza, tendríamos cientos de historias diferentes, cientos de puntos de vista distintos, pero todos con el mismo nexo de unión, que es el de divertirse y olvidarse por unos instantes de los problemas.

Los que han estado en algún momento de sus vidas, dedicados a organizar fiestas, ya sea desde la época de la Unión o el Imparcial, desde los Eucaliptos o Guadarfía y en estos últimos 30 años en el Taiga, sabrán que este mundo no es fácil, que es muy sacrificado y nos exponemos a muchas críticas. Que la ilusión con la que empezamos no es la misma que se tiene cuando se acaba, y las ganas se van perdiendo o te la van quitando, ya sea porque te ponen piedras en el camino o directamente te echan de él.

Pero si algo bueno tiene y que nadie nos lo puede quitar, son las vivencias que experimentamos, las cosas que aprendemos y lo bien que nos lo pasamos.

Esperamos con mucha ilusión, que disfruten de las fiestas como nuestros antepasados las vivieron, que no existan excusas ni motivos políticos o sociales, que acaben con la alegría de un pueblo y nuestro más sincero agradecimiento a todas las directivas que han pasado por este centro. Un fuerte aplauso para todos ellos.

 

Pregón de Los Ancones 2017

Pregón de las Fiestas del Risco
Los Ancones 2017

Por FAMILIA GARCÍA GONZÁLEZ

 

Buenas tardes a todos, vecinos, vecinas, autoridades (si hay). En primer lugar quiero dar la bienvenida a todos y cada uno de los asistentes que se encuentran aquí esta tarde. Me llamo Raquel y seré la encargada de leer el pregón que este año lo ha confeccionado mi familia, García González. Comienzo a leer este pequeño texto que dará inicio a las fiestas del risco de los ancones 2017. Esperemos que les guste.
Comenzaré haciendo referencia de lo que mi familia conoce de la historia del pueblo de los Ancones, o Sancones como decíamos antiguamente, y las vivencias que hemos pasado en él. La tierra donde actualmente se encuentra nuestra casa, perteneció a Candelaria, la tía de mi madre, MªDolores González Pérez. En ese entonces, mi tía decidió comprar una parte del terreno que finalmente fue heredado. Ella se casó pero no tuvo hijos, por lo tanto lo heredaron mis bisabuelos y a su vez ellos se lo dejaron en herencia a sus hijos, entre ellos estaba mi abuela Antonia, José y a la famosa Guillermina, conocida en el pueblo por decidir donar un solar para la construcción de la iglesia y la sociedad en el futuro. Guillermina siempre quiso que la Virgen de la Candelaria fuera la patrona de nuestro pueblo, ya que su tía, también se llamaba así. Hace aproximadamente cuarenta y tres años, me trajeron por primera vez a estas montañas y terrenos ocultos que nadie conocía. Según cuenta mi madre, mi tío Domingo ese día nos montó en un furgón que pertenecía a Santiago Hernández, conocido por sus camiones en la Villa, y nos dispusimos a subir por aquellos caminos de piedras, junto a mi familia. Antiguamente el único acceso a estas tierras era a través de unas veredas o caminos de burros que le decían, o con coches grandes que fueron formando la carretera de acceso. En ese entonces, a lo que se conoce hoy como Costa Teguise, le decían el “RÍO TINTO”, porque era la empresa que se estaba encargando de la construcción del Hotel Salinas. En la zona de los charcos y peinados por la suave brisa del mar, se encontraban algunas casitas blancas cerca de la playa. Algunos familiares cercanos veraneaban allí, y cuando le decíamos de ir a los Sancones a pasar el día, nos decían siempre la misma frase: Los Sancones, ni pa los cuervos.
Cuando llegamos al famoso cuadradito, y nos percatamos de que allí solo había piedras y aulagas, tocó la repartición entre los hermanos. Obviamente yo no me acuerdo, puesto que hace 43 años, justo mi edad. Cuando se hizo la repartición del terreno, mi tío Domingo y Guillermina comenzaron a fundar los primeros bloques. La casa de ella se fabricó poco a poco y por partes, aunque llegamos a dormir en ella sin un techo donde cobijarnos. No hacía falta un techo para pasarlo bien y estar en familia. Las cosas han cambiado mucho hoy en día. Según cuenta mi madre, a mi tío Domingo le prestaban una pala para poder adecentar lo que se conoce hoy como la primera carretera, la de las curvas. También con la misma pala, se dispuso junto a los vecinos a retirar piedras y callaos de la playita que conocemos hoy. Al tiempo y con la colaboración de todos se decidió construir las escaleras de acceso a la playa. Tengo que reconocer, que lo más que me gusta del pueblo es esta zona y sobre todo disfrutar de este pequeño rincón.
Cuando nuestro almacén ya estaba terminado del todo subíamos todos a pasar unos días. La casa de reunión de toda la familia era la de mi tía Guillermina. Nos reuníamos todos llegando a haber hasta unos treinta el mismo día, una locura. Sobre todo recuerdo calderos enormes para comer y que cada uno aportaba su granito de arena para pasarlo en grande. Que buenos momentos. Nuestro patio era tan grande que cuando mi madre lo pintaba una vez, casi cae de la escalera. Menos mal que pudo a agarrarse a unas cadenas que colgaban para los helechos. Los más pequeños de la familia, en carritos, colocados en hilera para darles de comer uno por uno. Los más grandes como nosotros estábamos todo e! día en la calle, enterregados hasta la misma noche. Sobre todo recuerdo el campo de fútbol que había en dirección hacia la casa vieja. Siempre había un plan o algo que hacer. Cuando no estábamos en el almacén, hacíamos asaderos en las calas de la playa. Más adelante ya nos hicimos un poco más mayores y yo decidí venir a vivir a Los Ancones con tan solo veintitrés años, y con mi primer hijo Lionel. Al tiempo volví de nuevo a mudarme y al segundo día, me puse de parto aquí en el pueblo, del segundo, Nauzet.
Al tiempo cuando mis hijos ya se hicieron un poco más granditos, junto a todos los niños del pueblo, comenzaron a reunirse y preparar algo parecido a unas fiestas. Una casa sin encalar para reunirse y ensayar y donde ellos pasaban la mayor parte del día. Con unos programas improvisados escritos a mano comenzaron las primeras fiestas del risco, sin nadie imaginarse que llegarían a lo que son hoy en día. Unas fiestas sin ayuda económica, pagada por la pequeña voluntad de los vecinos en un bote de completa. Sobre todo recuerdo unos tablones grandes que se montaron justo delante de casa Marta Callero donde los chinijos hicieron sus primeros pinitos como cantantes. Y también recuerdo una obra de teatro también improvisada y escrita por ellos, nos reíamos mucho. Los vecinos teníamos que traer nuestras sillas de la cocina, bancos y demás para sentarnos. En fin, que les voy a contar que ustedes ya no sepan. Unas fiestas únicas, familiares y humildes, que son lo que son gracias a los vecinos y personas que forman parte de ella. Sin más me despido dando las gracias a todos por dejarnos expresar estas pequeñas historias esperando que haya sido de! agrado de todos.
Disfruten y participen.
Gracias de parte de la familia GARCÍA GONZÁLEZ.

Pregón de Los Ancones 2018

Pregón de las Fiestas del Risco
Los Ancones 2018

Por KAROU GUADALUPE MELGAREJO

Buenas noches a tod@s, mi nombre es Karou Guadalupe, viví mi niñez aquí en este pueblo tan encantador, yo era de las pocas personas que vivía todo el año aquí, ya que habían personas que solo venían a veranear. Y gracias a ellas hicimos poco a poco las fiestas de Los Ancones, al principio íbamos pidiendo dinero casa por casa para recaudar y poder hacer unas mini fiestas que para nosotros eran grandísimas, ya que ensañábamos los playbacks, los teatros que hacíamos… Yo recuerdo que me tocó una vez hacer de mujer mayor y mi abuela me dejó hasta las enaguas para entrar totalmente en el papel y también hacíamos las Mises y Míster los Ancones, mi hermano Sebe Guadalupe, él ni se lo esperaba. También estaba la fiesta de la sábana con la cual teníamos que venir a la fiesta de noche, vestida con atuendo muy original.
Además teníamos la procesión que llegábamos a la playa después de recorrer todo el pueblo y allí en el agua, David Asorey imitaba el sonido de un barco y te daba la sensación de que estabas en la procesión de la virgen del Carmen con tanta sirena de los barcos.
Y el último día de las fiestas no podía faltar la fiesta del agua, con la cuba llena de agua fresquita para mojarnos a todos, como no, también en ese día estábamos todos contentos y no podía faltar Sergio con el tarro de champú y llenarnos de espuma para que te tuvieras que meter debajo del chorro de agua fría aunque no quisieras.
Bueno espero que les haya gustado mi historia y que disfrutemos juntos un año más de estas fiestas tan entrañables.

Pregón de Caleta Famara 2018

Pregón de las Fiestas del Sagrado Corazón de Jesús
Caleta de Famara 2018

Por: ANDRÉS CASTILLO BONILLA

Buenas noches a todos: excelentísimas autoridades, comisión de fiestas, público en general, queridos vecinos de La Caleta y visitantes: gracias por su asistencia a este acto del pregón con el que dan comienzo las fiestas en honor al Sagrado Corazón de María 2018.
Especialmente quiero dar las gracias a la comisión de fiesta por haberme invitado a ser el pregonero de las fiestas de este año en este maravilloso pueblo de La Caleta de Famara y que considero un honor el que me eligieran a mí para este acto, pues aunque no soy caletero de nacimiento, les puedo asegurar que llevo en mi corazón esta Caleta a la que he venido desde pequeño a veranear y en la que resido desde hace veinticuatro años.
En estos veinticuatro años he vivido muy feliz en este pueblo, pues aunque la mayoría de la población es joven me relaciono bien con ellos y con los que todavía quedan de mi edad compartimos buenos ratos de nuestra niñez.

Continuar leyendo “Pregón de Caleta Famara 2018”

Pregón de Nazaret 2018

Pregón de las Fiestas de Nazaret
Nazaret  2018

POR LOLITA MÉNDEZ CONCEPCIÓN

 

Buenas noches a todos.
Hoy reunidos aquí para dar el inicio un año más de las fiestas de este nuestro pueblo de Nazaret.
Ante todo dar las GRACIAS Sr. Alcalde y su corporación, a la directiva de este Centro por pensar en mí en que yo fuera la que abriera las fiestas este año 2018 y a todos ustedes por acompañarme.
En principio cuando me llamaron una mañana de prisa y corriendo que me iba a trabajar, y me ofrecieron ser la Pregonera de este pueblo, lo primero que le dije: ¿por qué yo, si no nací aquí? nací en Teseguite…. Su respuesta fue: pero llevas más tiempo viviendo aquí que allí… -y en cuestiones de segundos me vino a la memoria muchas de mis experiencias vividas en este pueblo desde niña – y así se lo dije, “bueno, creo que tengo algo que contar…”

Continuar leyendo “Pregón de Nazaret 2018”

Pregón de Las Nieves 2018

Pregón de las Fiestas de Las Nieves
La Montaña 2018

Por: FRANCISCO JOSÉ NAVARRO RODRÍGUEZgaaleria

 

Sr. Cura Párroco don Nicanor Bermúdez Páez, dignísimas autoridades, señoras, señores, familia; muy buenas tardes y sean todos bienvenidos.
Hoy he subido hasta la montaña de Teguise para cumplir con la invitación que en su día me hiciera don Nicanor Bermúdez, pregonar las fiestas en honor a Ntra. Sra. de Las Nieves. Mi pregón está basado en mis vivencias las cuales datan desde el año 1.974, hace ahora 44 años.
Mi devoción hacia Ntra. Sra. de Las Nieves la heredé de mi suegra, Genara Morales Machín cuando yo llegue a formar parte de la familia y al aproximarse el día cinco de agosto, nos contaba que en varias ocasiones venía caminando desde su pueblo natal, Soo hasta esta ermita y una vez finalizada la Santa Misa y procesión regresaba de nuevo caminando, yo y sin hacer comentario alguno me fui quedando con esas vivencias que ella nos contaba y al llegar el señalado día de Ntra. Sra. de Las Nieves ella en voz alta le decía a la Virgen. “Madre mía de Las Nieves mientras pude fui a verte, tu sabes que ahora no puedo, no me lo tengas en cuenta, porque siempre te tengo presente en mi oración”. Esa súplica que ella le hacía a la Virgen caló hondamente en mí y sin hacerle promesa alguna me lo callé con el compromiso de que si algún día me compraba un coche la traería para que así volviera a encontrarse cara a cara con Ntra. Sra. también mi suegro, Basilio Brito González cuando volvía a Lanzarote desde la islas de Gran Canaria, Tenerife o La Palma donde estaba trabajando como otros muchos hombres de Lanzarote que buscando el sustento para la familia y se iban a trabajar allí donde les ofrecían un puesto de trabajo. Él también hizo varias veces el camino para visitar a su padre que vivía en el pueblo de Haría y aún sabiendo que se iba a encontrar con la ermita cerrada, no dejaba de pasar, aunque su oración la realizara fuera frente a la puerta porque su fe y devoción a Ntra. Sra. de Las Nieves aunque no pudiera ver la imagen, se iba convencido de que Ntra. Sra. escuchaba su oración. Por aquellos años igual que hoy el transporte público continua deficitario y para días tan señalados como el de la festividad de Ntra. Sra. de Las Nieves no se organiza un servicio especial pensando en aquellas personas que no tienen medios para llegar hasta aquí o aquellas otras que tienen un coche y no se atreven a cogerlo por miedo a tener algún accidente en un día tan concurrido. En el año 1.974 me pude comprar mi propio coche, un Renault 5 de color rojo y cuando llegó el día 5 de Agosto pude hacer el sueño de mi suegra realidad volver el día de Ntra. Sra. de Las Nieves a estar junto a ella como lo había hecho años anteriores cuando y mientras su salud le permitió hacerle frente al camino, ese día nos subimos en el coche mi mujer y mis suegros, yo todavía tenía muy poca experiencia al volante pero no lo pensé dos veces y puse rumbo a la montaña ignorando por completo con lo que me iba a encontrar en el trayecto, cuando me aproximaba al desvío para comenzar la subida a la montaña y por miedo a que el coche se me calara realicé casi todo el recorrido en segunda con los cristales subidos al máximo para que no entrara demasiado el polvo y como ese día había un sol que rasgaba las piedras llegamos bañados por el sudor y medios asfixiados y como a mí siempre me ha gustado la puntualidad salimos con tiempo más que suficiente pero al desconocer la cantidad de feligreses que subían ese día cuando fuimos a entrar en la ermita nos fue totalmente imposible porque la aglomeración era tanta que no nos quedó más remedio que esperar a la procesión para poder ver a la Virgen. Para mí fue ese día la primera vez que me encontré frente a Ntra. Sra. de Las Nieves quizás por el desconocimiento no daba crédito a lo que estaba viviendo y sentado en unas piedras cercanas al acantilado del risco reflexionaba como de todos los rincones de la isla llegaban los devotos, unos a pedirle ayuda y otros para darles las gracias por los logros conseguidos. Una vez finalizada la procesión y sin entrar en la ermita volvimos a casa al menos yo más rojo que un tomate por motivo del fuerte sol reinante al peso del mediodía y como tradicionalmente las fiestas se clausuraban al sábado siguiente con la celebración de la Santa Misa volvimos a subir pero esta vez mucho más temprano, en esta ocasión también nos acompañó mi madre la cual y partir de ese día nos acompañó muchos sábados más, este día sí que conseguimos acomodarnos en el interior de la ermita así participar de la Santa Misa. En esta ocasión pude contemplar muy de cerca la imagen de la Virgen y antes de volver a casa me informé de los días y horario de celebración y para no olvidarme nada más llegar casa descolgué el almanaque muy habitual por aquellos años en muchos hogares donde permanecían colgados en las paredes de las casas de forma muy visible formando parte de la decoración de la casa, las celebraciones aquí se llevaban a cabo los segundo y cuartos sábados de mes a las 5 de la tarde. También me llamó mucho la atención el retablo del altar mayor donde está situado el camarín de la Santísima Virgen. Si algo quiero destacar de estas vivencias es la suerte que he tenido de la gran familia y que a través de Ntra. Sra. de Las Nieves he ido formando durante estos cuarenta y cuatro años, y como ocurre en cualquier familia con unos siempre tienes más relación que con otros pero siempre me he puesto a disposición de todo aquel al que yo le pueda ayudar o simplemente conservar un ratito como hoy día lo sigo haciendo con algunos cuando finaliza la Santa Misa, algo tan simple como preguntar ¿cómo te encuentras?, o tocar algunos de los muchos temas de actualidad que ocurren en nuestra isla o fuera de la misma, en una de tantas conversaciones pregunté al amigo, Mario Martín quien había sido la persona encargada de llevar a cabo la magnífica obra del retablo anteriormente mencionado y me informo que fue obra de don Pedro Pérez el cual contó con la colaboración de don Jordán González vecinos de Teguise.
Los años fueron pasando y precisamente en estos días y con motivo del pregón le volví a llamar porque todavía sentía la curiosidad de conocerles personalmente y saber un poco más de cómo se llevó a cabo esta obra y Mario Martín me facilitó su dirección y una tarde me personé en su casa y cuando observé que su ventana estaba abierta me acerque y le llamé. En ese preciso momento estaba pintando un bodegón, dejó a un lado el pincel y me invitó a entrar en su casa. El primer sorprendido fui yo que había ido en busca del carpintero y me encontré con un gran artista aunque el muy modesto, no quiera reconocerlo pero yo me quedé boquiabierto. Una persona muy amable y muy culta que lleva el arte en sus venas y además me mostró un amplio álbum-catálogo de muchos de los cuadros que ha pintado. Así como las galerías de arte donde los ha expuesto.
Con relación al retablo me comentó don Pedro que un día se personó don José Fajardo en su casa y le dijo que él quería hacerle un regalo a Ntra. Sra. de Las Nieves, una obra que perdurase en el tiempo y que había pensado cubrir la blanca pared con un retablo de madera y quien mejor para llevar a cabo la obra que don Pedro Pérez. Que ya por esa época no ejercía de carpintero pero ante la petición de don José y como no quería defraudarlo le dijo que sí. Contactó con don Jordán González compró la madera de riga trazó el diseño y se pusieron manos a la obra. Y en un tiempo aproximado de seis meses ya estaba acabado y poco a poco pieza por pieza fue tomando vida, tal y como lo contemplamos en la actualidad. Unos años más tarde y por encargo del párroco, don Agustín Sánchez también llevó a cabo la obra del Sagrario con la misma calidad de madera dejando en su interior al de bronce. En estos cuarenta y cuatro años también tuve la oportunidad de vivir unos momentos que han marcado mi vida y la de mi familia cuando fuimos testigos unos años de la Solemne Bajada de Ntra. Sra. de Las Nieves desde su camarín hasta el altar. Contarlo en estos momentos y estando tan cerca de la Virgen, es como volver a revivir aquellas tardes solemnes donde no cabíamos en el interior de la ermita y ningunos de los presentes queríamos perder un ápice de ese momento crucial viendo como Ntra. Sra. muy lentamente descendía hacía nosotros entre la nube de humo producida por él incienso y el retumbar de los cantos dirigidos por mi vecino de San Bartolomé, don José Hernández González al mismo tiempo que tocaba el órgano y el coro cantando como los ángeles. Y una vez que la Virgen finalizaba el descenso don Enrique Dorta se dirigía a todos los fieles con una homilía muy bien trabajada en la que con todo lujo de detalles describía el papel tan importante que siempre ha tenido la Virgen María en la vida de Jesús su hijo, en la iglesia y también en todos nosotros. Este acto que tanta aceptación tuvo con el paso del tiempo dejo de llevarse a cabo, en muchos de los momentos de conversación con los fieles que suben a la montaña para participar en la Santa Misa comentamos este de la bajada con los amigos, Esteban Betancort y Mario Martín, ellos y algunos más que ahora no recuerdo fueron los encargados de preparar todo el engranaje para que Ntra. Sra. descendiera desde su camarín hasta el altar. No puedo dejar de hacer mención a las tantas veces que desde mi casa en Arrecife en algunas ocasiones solo y años más tarde con mis hijos y amigos los cuales hoy día todavía seguimos haciendo el camino desde las seis de la mañana hasta llegar a los pies de Ntra. Sra. en un día como hoy tengo muy presente al buen amigo, Francisco Fontes Rodríguez. Él era el primero que se apuntaba para hacer la peregrinación porque era muy devoto de la Virgen y hoy junto a ella seguro que estará viviendo estos momentos. Cuando el Ayuntamiento de Teguise puso en marcha la romería con salida a las cuatro de la tarde desde el Campo de Fútbol de Los Molinos, fui de los primeros en llegar para junto a los otros romeros subir la montaña hasta llegar a la ermita no siempre lo tuvimos fácil para llegar porque el fuerte viento reinante en muchas de las ocasiones apenas nos dejaba avanzar y otras veces el fuerte calor también nos hacía mucho más difícil el camino y después de participar en la Santa Misa del romero también participaba presentado las ofrendas que los fieles dejaban a los pies de la Virgen y las Agrupaciones Folclóricas cantaban y bailaban lo más tradicional de nuestra tierra Canaria. No me gustaría finalizar sin contarles como llegué a contactar con don José Fajardo por aquellos años yo presentaba el programa denominado “La Calle Encantada – Dedicado a la calle Real”, donde cada mañana entrevistaba a personas implicadas con la cultura de Lanzarote y Canarias como, don César Manrique, don Antonio Lorenzo, don Heraclio Niz Pollo de Arrecife, doña Dorotea, dña Chana Perera. etc. Y como yo había escuchado que don José fue un sacerdote que motivó mucho a los jóvenes le pedí ayuda al mayordomo de Ntra. Sra. de Las Nieves. don Rafael Cabrera, el cual no me puso ninguna resistencia y una tarde finalizada la Santa Misa me llevó a la sacristía y me lo presentó, yo le dije que si era posible hacerle una entrevista para dicho programa y lo primero que me contestó que ya estaba jubilado y que todos esos proyectos habían quedado muy lejos, pero yo insistí y como sabía que él no se iba a desplazar a los estudios de Radio Lanzarote le propuse hacer la entrevista por teléfono no le gustó la idea nos despedimos y pasados unos sábados volví a insistir pero esta vez me traje un magnetofón de pilas y cuando volví hablar con él me dijo que el próximo sábado una vez finalizada la Santa Misa me atendería unos minutos, a mi la semana se me hizo muy larga pero cumplió su palabra y pude radiar la entrevista en el programa de la mañana, hoy día me lamento porque en aquellos tiempos la radio no estaba equipada de fonoteca y las cintas de cassette una vez radiadas las borrábamos para volver a utilizarlas, hoy día hubiera sido un documento muy valioso, luego lo intente con don Rafael Cabrera el mayordomo de la Virgen pero por más que insistí no lo conseguí siempre valoré muchísimo su entrega al cuidado de la Santísima Virgen y a esta su casa y cuando llegaba el mes de mayo me recordaba a los altares que se hacían en mi pueblo San Bartolomé con motivo de las novenas de mayo. Durante todos estos años también he sido testigos de las vivencias y mensajes de mis antecesores pregoneros de algunos de ellos les he hecho el seguimiento haciéndoles un reportaje fotográfico con su crónica correspondiente para luego publicarla en la web de La Voz de Lanzarote y así dejarlas archivadas en la hemeroteca. Recuerdo que en el año 2011 tuve la oportunidad de conocer a don Juan Artiles Sánchez como pregonero, el mismo que en el año 1972 ejerciendo como Vicario General de la Diócesis de Canarias el día 5 de agosto por delegación del Sr. Obispo Monseñor Infantes Florido bendijo este Santuario.
No quisiera despedirme sin antes dar las gracias a don Nicanor Bermúdez Páez párroco de Ntra. Sra. de Guadalupe por haberme invitado a compartir con todos ustedes algunas de mis vivencias, a ustedes por escuchar pacientemente, a la gran familia Acatife mi familia por aceptar mi invitación y querer compartir con nosotros su música, a mi familia biológica por estar siempre ahí . Les deseo a todos que tengan unas muy felices fiestas y que Ntra. Sra. de Las Nieves como madre nos bendiga y nos guie en nuestro día a día.
Viva la Virgen de Las Nieves.

Francisco José Navarro Rodríguez
Pregonero

Montaña de Teguise a 28 de Julio de 2018