Iglesia de La Virgen de La Peña de Mozaga

Fuente: Francisco Hernández Delgadoiglesia-mozaga

En una relación de 1776, de las ermitas que existían en esa fecha en la isla de Lanzarote, no figura la de Mozaga, es decir que después de que la antigua ermita fuera sepultada por las arenas volcánicas de 1730, no se había levantado ninguna en la aldea de Mozaga, tiene que llegar el año de 1785, cuando se cita a la ermita de la Peña.

El documento de Dotación de la ermita de Nuestra Señora de la Peña de Mozaga, tiene fecha de 30 de mayo de 1785, se localiza entre los protocolos notariales del escribano Antonio de la Cueva y Zaldívar, que se encuentran en el Archivo Histórico Provincial de Las Palmas, en concreto es el legajo 2858, folios 251vuelto-254 vuelto, y que entre otras cosas dice,

“Sepan cuantos esta carta vieren como nos, Tomás Pérez, Antonio Pérez de Armas, José López Botello, el sargento Marcial López, Bernardo Parrilla , Domingo Caraba/lo, Francisco Ramírez y Alvaro González, todos juntos , vecinos desta ysla de Lanzarote en el lugar de Mozaga, desimos que por cuanto el ylustrísimo y reverendísimo señor don Fray Joaquin de Herrera, del Consejo de su majestad, obispo que fue de esta diócesis y en ella falleció, fue servido concedernos licencia, a vuestra instancia y otros vecinos para la fábrica de una ermita en el dicho nuestro lugar, con título Señora de la Peña, obligándonos y asiendo para ello la dotación correspondiente,  a conservarla con aquella devida desencia, como expresamente consta de su providencia dada en tres de julio del año pasado de mil setecientos ochenta y uno. En cuya virtud hemos fabricado dicha ermita que se haya ya quasi a finalisar en paredes: trabajndo para finalizarla y ponerla con el adorno, ornamentos y demas presiso y necesario para celebrar para celebrar el santo sacrificio de la misa,…”

 La imagen de alabastro de la Virgen de la Peña, se supone que llegara a Mozaga por esos años, aunque  se dice que su datación es anterior, en concreto la sitúan dentro de la transición del Gótico al Renacimiento.

Esta devoción hacia la Virgen de La Peña, se debe a u nos vecinos majoreros. La isla de Fuerteventura tiene como patrona a la Virgen de la Peña, es una de las advocaciones más antiguas de Canarias, después de Nuestra Señora de la Candelaria.

La tradición piadosa se trasmite de la siguiente manera,

“Advertida por el entonces Fray Diego del Convento de San Buenaventura, después de Maitines de un día de primavera, la tardanza y ausencia prolongada de su compañero y hermano en religión Fray Juan de San Torcaz, se afligió y puso el hecho en conocimiento de los pastores del lugar por si lo habían visto, ya que su celo apostólico por salvar almas solía llevarlo por caminos largos, pedregosos y ásperos. Aquellos manifestaron visiblemente emocionados que sólo habían advertido unas extrañas luces y vivos resplandores en el Barranco de Río de Palmas.

 Interesado y afligido Fray Diego encaminose al expresado lugar en unión de otros religiosos y pastores, quedando sorprendidos y admirados al ver flotar sobre las limpias aguas de una charca en las faldas del barranco de Rio de Palmas el sombrero del religioso, y en el fondo de la misma a Fray Juan de san Torcaz de rodillas y en actitud orante teniendo entre las manos el breviario y rosario. Uno de los pastores más decididos se arrojó a la charca logrando sacar con vida ante el asombro de todos al dicho Padre Torcaz, quien estando aun en éxtasis aparecía sin tener las ropas mojadas. Interrogado por Fary Diego y pastores dijo el Padre Torcaz que andando por aquellos agrestes caminos había resbalado y cayendo en la charca se encomendó a la Santísima Virgen, a la que agradece el milagro de su salvación. “

Esta es la leyenda, los datos históricos nos relatan que Juan de Bethencou rt, trajo en 1405 la escultura de la Virgen y la colocó en la capilla del Castillo de Val Tarhais o Valtarajal, y debido a los diferentes ataques que sufrió Fuerteventura, la Virgen fue escondida en distintas cuevas, en una de estas cuevas la descubrió San Diego de Alcalá, el Padre Santorcaz o un pastor de cabras. La aparición de la Virgen se relaciona con la presencia de los Franciscanos en Fuerteventura, establecidos en Betancuria sobre 1414.

Este milagro contagió a todos los vecinos de Fuerteventura, que escogieron a la Virgen bajo la advocación de la Peña, como patrona, cuya imagen estaba presente en casi todos los hogares. Se dice que una de estas familias trasladadas a Lanzarote, llevó la actual imagen de Nuestra Señora de la Peña que se encuentra en la ermita de su nombre en el pueblo de Mozaga.

La relación de los vecinos de San Bartolomé y Mozaza en torno a la Virgen de la Peña, ha sido una tradición que se remonta a los primeros años de creación de la ermita de Mozaza. En muchas casas existían algún cuadro o imagen de Nuestra Señora de Peña. Y a ella acudían los vecinos ante cualquier peligro o problema. Fruto de esa devoción y fé hacia la imagen. Fue el milagro realizado por la Virgen de la Peña al curar a la hija de Fernando Pérez, que había sido desahuciada por los médicos en 1793. Este hecho es recogido por un cuadro cuya copia se conserva hoy día en una casa particular de San Bartolomé. Mientras que el original está en la Iglesia de la Peña en Fuerteventura.

La ermita de la Peña, no tenía terrenos propios, se mantenía con las limosnas de los vecinos, contaba con un mayordomo que en 1835, ocupaba ese cargo el vecino de Mozaza, José González,

El 13 de diciembre de 1929, el cura de Teguise Nicolás Rodríguez Pérez, acompañado del entonces coadjutor José Fajardo Morales, celebra en, la bendición de una campana, destinada para la ermita de Mozaga.

La fiesta de Santa Lucía en Canarias tiene una tradición que data de 1525.

Con motivo de las fiestas de Santa Lucía de Mozaga, acudían gran cantidad de vecinos de toda Lanzarote. Era tanto el público que llegaba a Mozaga, que la guardia civil en 1936 tuvo que pedir la colaboración de varios voluntarios, para poner orden en los pagos de Mozaga y Tao, así como en los caminos que llegaban de La Vegueta, Tinajo y Teguise.

En 1943, el Obispo de canarias comunica al cura de Teguise, una nota en la que entre otras cosas le dice,

Estimando   necesario para el mejor servicio y bien espiritual de  las almas la creación de la nueva Parroquia de Tao-Tiagua-Mozaga, con sede en el primero de dichos pagos, sirvase decirme detalladamente, cuales deben ser sus límites”

La ermita de Mozaga, posee un Retablo barroco popular, pero la joya de esta ermita es la imagen de alabastro de Nuestra Señora de la Peña.

iglesia-Mozaga-1

Denominación: Iglesia de N.S. de la Peña
Tipo:  Arquitectura religiosa
Época:  Siglo XVIII
Localidad: Mozaga
Dirección: c/ Malva
Propiedad:  Eclesiástica
Descripción:
Edificio de una nave con cubierta a cuatro aguas.
Frontis con puerta en arco con marco de cantería. Laterales con cadenas de sillares. Espadaña de un hueco.
Lateral derecho con dos gárgolas de albañilería. Lateral izquierdo con una gárgola de albañilería. Interior presenta techumbre artesonada y retablo
Justificación:  Representa las características del patrimonio eclesiástico de Lanzarote.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s