Pregón de Teguise 2019

Pregón de las Fiestas del Carmen     
Teguise  2019

 

Por    Fernando Mª Jiménez García 

 

Buenas noches:

Quiero agradecer al Sr Alcalde, Don Oswaldo Betancort a toda la corporación municipal y a la comisión de fiesta por haberme invitado y por otorgarme el honor de ser el pregonero de las fiestas a nuestra señora del Carmen.

Queridos vecinos, amigos, y todos los aquí presentes, me siento alagado por haberme dado esta oportunidad. Pienso que las fiestas de un pueblo son algo muy entrañable, desde que acepté me pregunte ¿y ahora qué les digo?

Tengo una gran satisfacción, por considerarme como un vecino más tras tantos años de desarrollo profesional, en los que he atesorado una gran cantidad de amistades y vivencias; y, por ser en estos momentos la voz de todo un pueblo que esta noche resuena en este convento.

Lo primero que me pide el corazón es agradecer a las personas que participan en los eventos: destacar las obras de teatro, guardo la entrañable simpatía y alegría de FALO. En estos momentos pienso en NIEVES por sus tantas horas de trabajo, esfuerzo y sacrificio para que las representaciones salieran a tiempo en el día grande, agradecimiento extensivo por supuesto a todos los componentes del grupo teatral “Hermanas Manuela y Esperanza Spínola”, con la eficaz dirección de Francisco Hernández; trayendo un recuerdo de antaño a modo de anécdota del familiar de aquellas que siempre se despedía con “un besito pues”.

También es de justicia agradecer el esfuerzo realizado por todas aquellas personas que han colaborado y colaboran, aquellos que ya tienen y sienten ganas de comenzar las fiestas.

Como dice un ilustre comunicador y presentador D. Francisco José Navarro “recordar es revivir”, y después de tantos años de convivencia común como médico de Atención Primaria de este MUNICIPIO, sigo viviendo cada día como el primero,

(casi un año en la Graciosa y 29 años un mes y 9 días en la Villa de Teguise, siendo desde el 2.015 especialmente intensivo).

Los días de fiestas, siempre se consideran un reencuentro de familiares y amigos, ya que es tiempo de vuelta a casa de aquellos que un día salieron, bien por estudios o trabajo (por ejemplo: tras la zafra de la pesca, el regreso de estudiantes universitarios), pero nunca se fueron porque sentían la añoranza. También un cúmulo de trabajo y esfuerzo de buen hacer de todo un pueblo floreciente, con tantos seres queridos, los que están y los que no están siguen llenando nuestro recuerdo de sus imágenes y vivencias, hoy nos siguen acompañando con su sonrisa y mirada ¡desde la otra orilla de la vida.!

Tengo que agradecer y motivar a todos los que realizan las actividades programadas: tanto como: culturales, recreativas, deportivas, y como no el concurso de postres; donde modestamente he participado, bien como jurado o como elaborador de postres. (saliendo satisfecho mejor por lo primero, que por lo segundo).

Durante los 600 años de historia de nuestra Villa, que hemos conmemorado recientemente con múltiples actividades, pudimos recordar como de ella han salido personas destacadas con una labor importante en diferentes ámbitos, que dentro y fuera de nuestra frontera isleña han llevado el nombre de la Villa de Teguise, ¡¡¡con orgullo y lealtad!!!, han dejado y siguen dejando un listón alto, que debemos luchar por superar o como mínimo igualar.

En estas últimas semanas se me han agolpado en la mente recuerdos de mi historia que está tan ligada a la de ustedes, como cuando comencé en 1989, de médico en la Isla de la Graciosa, donde se pasaban, y se pasan, excelentes fiestas marineras, en honor a la virgen de Mar, como todos conocemos a la VIRGEN DEL CARMEN.

Allí empecé a hacer de todo: además de pasar consulta como médico, algunas tardes me tocaba hacer labores de ayudante de dentista o de otorrino, bien con extracciones dentarias, con un especialista, o bien lavando oídos con el Otorrino.  También por las mañanas muy temprano recogía muestras de agua, para analizar su calidad, en colaboración con la Farmacéutica, Doña Carmen.  aprovechaba el tiempo para dar cursos y talleres como: gimnasia de mantenimiento, primeros auxilios y socorrismo, manipuladores de alimentos. Como el tiempo en la Graciosa pasa lentamente, dedique horas a participar en el equipo de lucha canaria, infantil, y juvenil. Por aquel entonces mi madre me hizo, costurera ella, una ropa de brega con tela de vela de barco, tremendamente eficaz para facilitar el agarre, así como habrán imaginado estaba más tiempo en el suelo, ganándome por entonces el nombre “ el pollo de la jeringuilla”,

  • Estuve haciendo empleita, en casa de Doña Agustina, para tras elaborar unas doce brazas, que luego Doña Adoración, terminara de cocer mi primer sombrero graciosero. Tanto con ellas, como con Doña Enriqueta y Doña Margarita Páez (la conocida Margarona), pasé unos buenos ratos conociendo la naturaleza de la octava isla. Durante este tiempo tuve la oportunidad de conocer al concejal de sanidad Don Esteban Betancort Bonilla, (haciendo un inciso, en años posteriores me incorporé a su grupo, siendo miembro de esta corporación entre los años 1991-1999.) En aquel tiempo tenía una consulta médica, (en la casa del marino) gestionada desde el Insalud, una enfermera, Hermana de la Caridad (Sor Isabel), y un Botiquín dependiente de la Farmacia de Teguise. Una vivencia a reseñar: Cuando estuvimos incomunicados con el puerto de Órzola por el mal tiempo durante varios días, y observando la falta de suministro del botiquín, decidimos con el vigilante, D. Pedro Hernández , ahora policía municipal de Teguise,  subir y bajar el risco, para traer los medicamentos que nos faltaban,  a modo reivindicativo y por necesidad, como lo hacían antes los gracioseros y gracioseras cuando la mar estaba mala y la estructura de los puertos de Órzola y la Caleta de Sebo eran tan diferentes. Ahora pienso fue una locura.

Cómo olvidar como eran traslados los pacientes con los barcos de entonces, que por supuesto, no tenían la comodidad y calidad actual. Recuerdo el llamado, “vamos con Dios”, y vaya qué si íbamos con Dios, en tantas adversas situaciones, para el transporte y traslado de pacientes, a Órzola donde nos esperaba habitualmente la ambulancia de la Cruz Roja, para llevarlo a la casa del Mar en Valterra.

Procedí a realizar las primeras historias clínicas de pacientes, para archivarlos en vez de las pequeñas fichas, en sus respectivas carpetas, y con la siempre eficaz colaboración municipal se pudo dotar al centro de un electrocardiógrafo portátil de gran utilidad para una mejor atención sanitaria.

Después me vine a Lanzarote, a seguir ofreciendo todo lo que podía en este servicio público, que es la atención sanitaria. Aquí aprendía que en año 1951 se proyectó la construcción de la casa del Médico, para los municipios de Haría, Teguise y Tinajo, luego una cuarta casa posteriormente para Yaiza, en UGA.  Por bien poco  nos la ubican en Mozaga, (otro inciso, nos sucedido con  el tema del centro salud de Mala, o el cambio de pacientes al Centro de Salud de San Bartolomé, o cuando trataron de poner la atención de la Graciosa con Haría), pero tras las oportunas alegaciones se consigue construirla en la Villa de Teguise, en la plaza de San Francisco;  la entrega oficial fue en el año 1954,   la casa del médico, con  el nombre de “Doctor Spínola,”, en homenaje al doctor Alfonso Spínola Vega (Nacido en  Teguise el 1845 y fallecido en Uruguay 1905 ), aunque como toda buena obra pública que se precie fue finalizada el 8 de Noviembre de 1955.(con la demora habitual). El primer ocupante que tengo conocimiento, el Dr. Don Alfonso González Aparicio, llegó en 1956, fue alcalde de Teguise entre los años 1960-1964, ejerciendo sus tareas profesionales durante 20 años, en 2007, tras su retiro, fue pregonero de estas fiestas. Muchas personas guardan aún gran recuerdo de él, tanto que todavía algún paciente mayor me llama “Don Alfonso”, lo cual recibo con sano orgullo. Fue sustituido en 1975 por el Doctor Don Loreto José Ocón.

Volviendo a centrarme en lo que estaba…. Les decía que este médico lleva entre ustedes, exactamente 29 años, un mes y nueve días. Ya que me incorporé el Uno junio de 1990, por entonces en la casa del médico titular, vivía pasando su consulta el Dr. Dº. Manuel Gómez, y yo como médico interino, por tanto, éramos dos facultativos y un enfermero, D. Francisco González (Paquito el practicante) al que siempre tengo y tendré en alta estima, de hecho sigue como paciente cuando ahora está a punto de cumplir sus 90 años. (Entonces recibí otro nuevo nombre, teníamos como apoyo un auxiliar administrativo la que me conto sobre mi nuevo nombre el “niño Jesús”, cuando un paciente preguntó a qué consulta iba a acudir). El Dr. Jesús Callero, por aquel entonces médico municipal, y yo somos los más veteranos facultativos de este término municipal. Durante estos años he tratado de hacer lo mejor que sé y que entiendo desde mi consulta en La Villa de Teguise, alguna vez en Costa Teguise, otras en Tahiche, y, cómo no, volviendo a sustituir algunos días en la Graciosa. Además, durante 16 años ejercí como médico, como director de la Zona Básica de Salud de Teguise.   Me correspondió la creación y puesta en marcha del Consejo de Salud, el cambio de ubicación  fue el 30 de Mayo de 1998  desde la casa del médico, donde ya estábamos bien estrechos, a la nuevas instalaciones del Centro de Salud, junto a Tanatorio , Policía Local, Sanidad y Servicios Sociales de este Ayuntamiento como bien conocen ustedes, es muy amplio, además duplicamos infraestructuras sanitarias, por encima de cualquier otro municipio de Lanzarote, y probablemente de Canarias, Disponiendo en la actualidad, solo en la Villa, tres consultas de medicina de atención primaria, una de pediatría, una matrona, varias de enfermería , una de enlace, material para realización de espirometría, retino grafía, ecografía vascular, con una dotación idónea para nuestras necesidades, tal vez con el déficit  de no tener médico los sábados y festivos, quedando sólo con personal de enfermería, y a todo esto los otros centros como decía situados en Costa Teguise, Tahiche y la Graciosa, con sus respectivas dotaciones de personal y material.

Recuerdo cuando comenzamos en el nuevo centro de salud, como curiosidad inicial, provoco más de una broma, nuestra situación anexa al Tanatorio Municipal, estando casi puerta con puerta, hasta que se procedió a cambiar como salida de emergencia de este, la que fuera entrada.

Una anécdota: un paciente venía de forma semanal a pedir una receta de jarabe para la tos y flemas. Yo estaba muy extrañado por este hecho así que repasé los componentes de este, y caí en la cuenta de que el jarabe tenía una concentración de contenido alcohólico, quizás era lo que provocaba este exceso de su demanda. Adecuando la misma receta, sin ese componente, se solucionó el problema.

Otra anécdota de un paciente que iba a la consulta con su padre, un día, estando corriendo hacia algún sitio, como siempre, me preguntó en la calle cuándo podía ir a realizar un análisis, y si llevaba a la recogida del resultado el viejo. Algo despistado, por las prisas, le respondí que no hacia falta que llevará a su padre a la consulta, cuando evidentemente su intención era comparar el análisis nuevo, con el realizado en fechas pasadas.

Siendo el año 2008, habiendo dejado ya la dirección médica, me encontré con la siguiente situación, la prescripción de una DIETA,  implica una cantidad de frutas y verduras, haciendo números, una paciente pensionista, con sus ingresos, eran muy insuficiente para comer con esa calidad y cantidad durante el mes, Esta dura realidad  fue la que me llevo a formar parte de la ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES Y USUARIOS DE LANZAROTE, Aculanza, para tener como objetivo la mejora del MERCADO, con productos de calidad, del campo o el mar, a la mesa, y la IMPLANTACION de nuevas oportunidades comerciales, dado que estábamos en sistema casi de monopolio, con sólo dos empresas principales en el ramo de la alimentación, esta cuestión gracias a Dios, ha cambiado  y el aumento de la COMPETENCIA, conlleva una adecuación de precios, y una oferta de calidad, mejorada para los consumidores. (comentar las dos caravanas de alimentación).

Como habrán podido deducir de lo que les he contado, el intentar ganar la consideración y estima de pacientes, y compañeros de trabajo, ha sido un referente en lo personal y profesional. Por eso, además de ser un facultativo digno he tratado de implicarme en todo lo posible en las cuestiones sociales, (activista social), ya sea el Consejo de Salud, Mesa Mejora Sanitaria…. o a través de las ondas, como colaborador en distintos programas de Radios, (en    los apartados de salud  y consumo). El más veterano y decano: Radio Lanzarote, (Onda cero) primero con Dº Francisco José Navarro y ahora en herencia con DªTechy Acosta. También en LANCELOT RADIO, Leandro Martín, y Raquel. Con Carmelo y Fernando primero en 7.7 radio y ahora en Radio Insular; sin olvidar la etapa relevante en Radio Municipal de Teguise, (que ojalá se recupere), tratando de formar, informar y entretener a la audiencia.

Tras tantos años de intervención social y de contacto con los pacientes,  tengo la firme idea que la SALUD, debe estar vinculada con la celebración de todo tipo de actividades, especialmente las festivas, ya sea desde un CONCURSO DE POSTRES, a una ACTIVIDAD MUSICAL, baile, canción, interpretación de playback o de teatro, de lectura, de animación, todo es poco, para tener una vida contenta y feliz, que es lo que procede en este día y en los próximos venideros

Otra vivencia singular, este médico, tuvo un curioso cometido, dado que no se pudo disponer de oficiante mejor tuve que proceder una celebración por sus 50 años de matrimonio de un paciente y amigo, como les dije que mejor acompañante en la salud o enfermedad que su médico de cabecera.

De las fiestas hay que destacar: el repique de campanas, la suelta de voladores, la diana floreada, el olor a esas típicas comidas de celebración para recomponer los cuerpos tras los bailes, los encuentros musicales, juegos tradicionales, de baraja envite o ronda,   los playback,  la función religiosa, la obra de teatro,,,, todo ello que conlleve la importancia de la unión de los vecinos para conformarse como pueblo, esta experiencia VITAL que nos llena por dentro, que queremos vivirla con quienes comparten nuestra vida como si fueran nuestra  propia familia, PORQUE un pueblo en  fondo no es otra cosa que el ¡CORAZÓN alegre de su gente!.

Por último, siempre suelo recomendar dos medicinas fundamentales, conocer la RELAJACIÓN, (Y MEDITACIÓN, creo que hoy, estamos bajo la advocación de nuestra señora del Carmen, y sabiendo que en algún momento tendremos un juicio final, y a nadie se le ocurrirá ir a un juicio sin abogado, ¿verdad?, y… “que mejor abogada” nuestra, madre “”LA VIRGEN DEL CARMEN””,

Y ahora les Comparto esta ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN,

“Tengo mil dificultades: ayúdame.
De los enemigos del alma: sálvame.
En mis desaciertos: ilumíname.
En mis dudas y penas: confórtame.
En mis enfermedades: fortaléceme.
Cuando me desprecien: anímame.
En las tentaciones: defiéndeme.
En horas difíciles: consuélame.
Con tu corazón maternal: ámame.
Con tu inmenso poder: protégeme.
Y en tus brazos al expirar: recíbeme.
Virgen del Carmen,

AYUDANOS Y RUEGA POR NOSOTROS

¡!!FELICES FIESTAS¡¡¡¡

QUÉ SE DISFRUTEN, con ALEGRIA, ILUSIÓN, SALUD …… Y CONSUMO RESPONSABLE……

¡¡¡QUÉ VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN¡!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s