La torre de la iglesia de Guadalupe recupera las tres campanas

El toque del campanario será por primera vez eléctrico El templo estrena esfera de reloj y también el funcionamiento automatizadocampanario

Aránzazu Fernández
La Provincia. 6-12-2016

El campanario de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe ya ha recuperado sus tres campanas una de ellas pertenece al reloj tras la restauración de la estructura que sujeta esos instrumentos metálicos y cuyo avanzado estado de deterioro obligó a retirarlos en enero de 2013 para evitar que se desprendiesen y acabaran causando una desgracia. Casi cuatro años después la torre, uno de los elementos más característicos de la Villa de Teguise, vuelve a lucir su aspecto habitual.


La empresa extremeña Campa¬nas Rivera finalizó hace dos semanas la y automatización de las campanas a través de un equipo de control instalado en el templo, un sistema que se emplea por primera vez para el tañido de esos elementos, que datan de finales del siglo XIX. Otra de las novedades ha sido el reloj, cuya esfera se ha sustituido por otra nueva ya que la anterior estaba averiada. Desde el equipo informático de la sacristía también se controlará el funcionamiento del reloj, aseguró Gabriel Rivera, uno de los propietarios de Campanas Rivera, negocio que fundó un tatarabuelo suyo a mediados del XIX en Cáceres.
“Lo que hemos hecho ha sido colocar el reloj, las vigas de madera, el martillo de las campanas e instalar el automatismo para que puedan sonar. El trabajo ha sido sencillo y da gusto ver desde el campanario todo el entorno, que es precioso” destacó Rivera.
Los trabajos de restauración de la torre, construida en la primera mitad del siglo XVI, informó el consistorio de Teguise, se iniciaron el pasado mes de marzo.
La rehabilitación ha sido posible gracias al convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento de Teguise, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Lanzarote y la Diócesis de Canarias en enero de este año. Cuando comenzaron las obras, Teguise anunció que se destinaría un presupuesto de 100.000 euros para la intervención en la torre.
El edificio religioso se fundó en la primera mitad del siglo XV y en sus inicios era una sencilla construcción sin ventanas y con asientos de piedra adosados a las paredes. No se libró de los saqueos, incendios y destrucciones a las que fue sometido el patrimonio de Teguise. En el siglo XVIII se hicieron tres naves, pero el inmueble volvió a ser incendiado en 1909. Se pudo reconstruir gracias a las limosnas del pueblo. El obispo Ángel Marquina Corrales lo bendijo en 1914.
En esta última actuación se le añadió un prisma más a la torre, que de ese modo se convirtió en el elemento arquitectónico más alto de Teguise y en el pináculo religioso de Lanzarote. Debido a su carácter de iglesia matriz se le dotó del principal patrimonio eclesiástico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s