Joseph Mann (I)

Joseph Mann nació el 5 de febrero de 1.922, en Otley Yorkshire (Inglaterra). A los 19 años obtuvo el título de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Leeds.
Trabajó de profesor de Ingeniería en las universidades de Leeds y Nottinghan. Escribió dos libros de texto para los alumnos de Ingeniería. Fue organista y maestro de coros en varias iglesias anglicanas hasta que al jubilarse se traslada con su esposa Bárbara a Lanzarote, en septiembre de 1.984.
En su casa de Mácher (Tías) construyó un órgano de más de 700 tubos. Donó un órgano electrónico a la Iglesia de Playa Blanca, restauró el órgano de San Bartolomé y el de Haría. Donó una tromba armónica para Bosnia y Mostar.


En 1.990 recibe la visita de M3 Dolores Rdguez. Armas y de Francisco Hdez. Delgado, quienes le piden que restaure el órgano de Teguise, a lo que accede inmediatamente. Dos días después, el órgano era desmantelado y llevado a su propia casa, donde inicia la restauración, trabajando de forma gratuita y financiando todos los gastos del material. Organiza conciertos en su casa para recaudar fondos para la restauración.
Se trasladó a Inglaterra donde contactó con la firma Harison y Harison destacada casa británica en reparación de órganos que restauró, entre otros, el órgano de la Abadía de Westmisnster. A través de esta firma logra varios tubos que traslada a Lanzarote en un contenedor aprovechando el envío de unos muebles para su casa.
Después de 7 años de trabajar gratuitamente en el órgano, conocedor de su grave enfermedad y sintiendo próxima la muerte, reúne a los peticionarios de la restauración en su casa y, en presencia de su mujer, Bárbara, les anuncia que el órgano se terminará de restaurar aunque él muera, que su esposa continuará con la labor, que para ello ya había contactado con dos especialistas en Inglaterra para acabar su obra, y lo único que les pedía era que su cuerpo fuera enterrado en el cementerio de Teguise, para que cuando el órgano funcionara por primera vez, su cuerpo pudiera estar cerca de su obra más querida y soñada.
Joseph Mann murió el 10 de abril de 1.997, sus restos fueron llevados al cementerio de Teguise, y en la misa de la parroquia se escuchó la música que él mismo había escogido para ese momento.
Su esposa Bárbara, inmediatamente, puso manos a la obra y contactó con los especialistas escogidos por su marido, trasladándolos desde Inglaterra a su casa con la colaboración de varios de sus vecinos.
El Ayuntamiento de Teguise, comprometido con la restauración de la Iglesia en general, aporta material y mano de obra. También el Cabildo Insular de Lanzarote envía sus carpinteros para culminar la obra.
Si ejemplar fue la actuación de Joseph Mann, no menos lo es la de su esposa Bárbara que ha estado en todo momento al pie de las obras, además donó el órgano construido por su marido para que sus piezas fueran aprovechadas en el órgano de la Iglesia de Teguise, también donó una silla muy antigua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s