Ejecución de dos capillas en la iglesia de la Villa

Fuente: Arquitectura de Lanzarote en el Siglo XVII
Por Manuel Lobo Cabrera y Pedro Quintana Andrés

1665-octubre-28.- Teguise.

Sea notorio a los que vieren esta escriptura pública de obligación, co­mo nos el capitán Manuel Cabrera, como patrono de la capilla de la glo­riosa Sancta Ana, Lázaro de Figueroa, como mayordomo de la Cofradía de las Benditas Animas de Purgatorio, y Gaspar de Cubas, oficial de can­tería y pedrero, otorgamos y decimos que por quanto estamos convenidos y concertados en que yo, el dicho Gaspar de Cubas, e de labrar y hazer dos capillas en la parrochial de esta villa, la una que es de la advocación de Sseñora Sancta Ana, que oy está descubierta y se a de deshazer del to­do y hazer nuevos simientos,

y la otra que se a de agregar a ella de la ad­vocación de las benditas Animas, que la una y otra an de ser de un mismo nivel. Las quales an de tener dos arcos de cantería que miren al cuerpo de la yglesia en la nave del Baptisterio y dichos dos arcos an de ser yguales y de el altar de el colateral de la capilla del Rosario que corresponde a la Capilla Mayor, antes más que menos, los que cudiesse el gueco de la capi­lla y la obra de las bueltas de dichos arcos an de sser sigún y de la manera c|iic la del dicho arco del Rosario repetido. Y assimesmo, a de hazer otro arco que divide las dos capillas, de suerte que se corresponda la una a la otra y todas las paredes de dichas dos capillas desde sus simientos con sus sardinelas a la entrada de ellas y en cada una su claravoya, en la parte más conveniente, y a de sser una lucerna bien hecha de cantería rasgada que dé bastante lus a dichas capillas. Y e de tener obligación de sacar toda la cantería a mi costa labrarla, asentar dichos arcos y hazer las dichas dos capi­lias perficionándolas en todo lo que tocare al dicho mi oficio hasta estar en estado de poderlas enmaderar, como son paredes, esquinas de cantería y arcos, menos el enlosarlas y encalarlas porque esto no a de sser de mi obligación, por la qual obra an de sser obligados los dichos capitán Ma­nuel Cabrera y Lázaro de Figueroa, a darme dos mili y seiscientos reales de por mitad, cada uno mili y trescientos. Y assimesmo, le an de tener de dar el agua y piedra necesaria para la dicha obra y llegar a su costa la can­tería y madera para andamios y sogas, y todo lo demás es de mi cuidado y obligación y assi me an de dar la cal necesaria para sentar la cantería. Y dichos dos mili y seiscientos reales me an de yr socorriendo con ellos para poder sacar la cantería y pagar peones.

Testigos: Doctor Luis de Goyas, juez y ministro del Santo Oficio y Beneficiado, el capitán Luis Rodrigues Fleitas y alférez Antonio García Pasqual, todos vecinos de la isla.

A.H.RL.R, Antonio López de Carranza, nº. 2.754, fs. 86 v.-87 v.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s