El Cristo de Vera Cruz

Fuente: https://www.flickr.com/photos/pgutierrez/8352551947/in/photostream/cristo-vera-cruz

El portentoso Cristo de la Vera-Cruz de Teguise, que con todos los honores se conserva en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, es una obra del siglo XVII de la que nadie conoce un ejemplar semejante, ni hay registradas noticias de que existiera otra igual en Canarias.
Se trata de una imagen de un Cristo tumefacto, de piel verdosa y aspecto lastimoso, de un realismo quizá demasiado humano. Su cabellera de pelo natural, baja hasta la cintura, y cuando se saca en procesión, su melena dando al viento, produce la sensación de que se siente pasar el huracanado viento del Calvario, imprimiendo en el ánimo del creyente un profundo respeto y un recogimiento de religiosidad.


La talla es perfecta, hecha con pulcra maestría, correctamente trazada y con gran riqueza de expresión. La Cruz en la que se sujeta, como igualmente la amplia peana que le sirve de base, merecen los honores de calificarse como obras de arte de refinado gusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s