Antecedentes históricos de la Villa de Teguise

Fuente: Boletín Informativo Aguayro. Nº 156- Noviembre-Diciembre 1984
Importancia estratégica de La Real Villa de Teguise
Por RAMÓN F. DÍAZ HERNÁNDEZantecedentes-1

Tal como sucede con los singulares rincones canarios de Vegueta (Las Palmas de Gran Canaria), San Francisco (Telde), La Laguna o Garachico (en Tenerife), la Villa de Teguise (en Lanzarote) es también y por sobrados motivos una auténtica reliquia histórica heredada del siglo XV, fecha en que las Islas Canarias fueron incorporadas a la Corona de Castilla.

Hace ahora unos 566 años (1) que cerca del lugar conocido prehistóricamente por Acatifey, con toda probabilidad, sobre el mismo emplazamiento que ocupara hasta antes de la Conquista el poblado indígena de nombre castellanizado por Aldea Grande, se asentó la Real Villa de Teguise, cuya denominación no hace sino perpetuar la memoria de la infanta aborigen (2) Teguise, hija del caudillo Guardafía, unida en matrimonio al conquistador normando Maciot de Bethencourt, virrey de Lanzarote y sobrino del célebre Jean de Bethencourt.
A fines del siglo XVI sabemos que Teguise contaba ya con unas 120 vivienantecedentes-4das y dos iglesias (3), la mayoría de las cuales estaban ocupadas por comerciantes y milicianos. Con lo cual nuestra Villa adquirió pronto una gran categoría erigiéndose en capital de Lanzarote, además de sede del marquesado y guarnición militar, prolongándose su hegemonía sobre la isla hasta mediados del siglo XIX. El papel económico, militar y político fue complementado con el religioso en tanto que Teguise fue durante este intervalo de tiempo el “arca santa del Cristianismo en Lanzarote” (4).
Es, sin la menor duda, uno de los pueblos más peculiares y antiguos del Archipiélago. Se trata, en efecto, de un conjunto urbano creado o revitalizado por el referido Maciot, quien al insta-larse con su corte y huestes proceden¬tes de San Marcial del Rubicón —al Sur de la Isla— se hizo acompañar de maestros constructores, entre los que se encontraba el célebre “alarife” Jean Le Masón, los cuales edificaron en breve tiempo una serie de construcciones civiles, militares y religiosas (el oratorio de San Francisco y la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, entre otros) que provocaron un embrión urbanístico de carácter moderno que, con el devenir de los años evolucionaría hasta configurar un auténtico pueblo de tamaño mediano, según cuenta Fructuoso, al extinguirse el siglo XVI.
Ya entrado el siglo XVII el poblamiento de la Villa concentraba con algunos altibajos a una buena parte de la población total de Lanzarote, como se desprende de las siguientes cifras:

antecedentes-3

La Villa de Teguise se encuentra a tan sólo once kilómetros de la actual capital Arrecife y se emplaza sobre un reducido altiplano, rodeado de montañas por su flanco norte. El municipio del que es cabecera tiene una enorme extensión —262,2 kilómetros cuadrados— que le convierte en la jurisdicción más amplia de Lanzarote, ocupando nada menos que un 31,3 por ciento de su superficie. El caserío que constituye el pueblo se nos presenta agrupado expandiéndose por parte de una pequeña meseta inclinada un poco hacia el SW, formada por coladas basálticas de la Serie II.
La jurisdicción municipal limita al Norte con el Océano Atlántico que incluye para este término la isla de la Graciosa; por el NE. colinda con Haría; por el Sur con Arrecife, después de haberse secesionado la zona del Puerto y por el SW con los municipios de San Bartolomé y Tinajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s