Los Ranchos de Pascuas

Por Francisco Hernández Delgadoranchos

Los Ranchos de Animas, surgen en Lanzarote desde que las primeras Ermitas se fueron alzando en la Geografía Insular, aunque sus raíces hay que buscarlas en los antiguos ritos paganos vinculados al culto a los muertos.

Los misioneros franciscanos llegados a Lanzarote a principios del siglo XV fomentaron este tipo de actuaciones que unos años después recibían el influjo de las tradiciones peninsulares y portuguesas, que unido al fuerte legado moruno, se ramificó con el paso del tiempo en las manifestaciones de Ranchos de Animas, Ranchos de Pascua o Navidad y las posadas de Femés.
Los Ranchos de Animas iniciaban su andadura en el mes de Noviembre, siendo su principal objetivo, el recaudar limosna para el sufragio de las almas. A partir del día de Santa Lucía, los Ranchos de Animas contaban la Navidad; las calles de Teguise, Haría, Femés y más tarde San Bartolomé, Tías y Tinajo, vivían la navidad durante varios días al ruido de panderos, espadas y otros instrumentos.
De Teguise se tienen noticias sobre su Navidad desde el siglo XVI, cuando los franciscanos establecidos en el Convento del Valle de Miraflores, impartían
junto a la Doctrina y las !tras, los primeros Villancicos de Navidad. En Lanzarote los Ranchos salían para sus actuaciones al toque del alba, y en su recorrido solían comer en las casas de los más pudientes para regresar por la noche a sus aposentos. En la Nochebuena cantaban en las Iglesias, y lo mismo hacía por Año Nuevo y Reyes.
El Director, Limosnero o Ranchero mayor, llevaba siempre colgado sobre el pecho o en la mano la imagen en lámina o tabla pintada con algún patrón de los pueblos de la Isla.

En 1931 Don Lorenzo Betancort Cabrera, realizó una exposición en la Villa de Teguise y junto a otros objetos de gran valor estaban dos tablas de Rancho, una representaba a San Andrés (Patrón de Tao, y otra a San Leandro, Patrón de Teseguite. También se encontraba una tabla representando a las Animas del Purgatorio, pintada por Doña Francisca Spínola Bethencourt, nacida en la Villa de Teguise.

El dinero que obtenían los Ranchos lo destinaban para la compra de cajas para difuntos pobres, o en misas en sufragio de los fallecidos pertenecientes al Rancho.

Las distintas formas del Canto, Música y Poesía de los Ranchos de Ánimas se les lla­ma coplas «desechas» (en­dechas) y rancho en marcha.

Como una variedad de los Ranchos de Animas pero con mayor tonalidad poética, pastoril y religiosa, aparecen los Ranchos de Pascua, llamados así porque han reducido sus actuaciones al período de Na­vidad.

Es el Rancho de Pascua de Teguise uno de los más anti­guos de Canarias, constitu­yendo un orgullo para los ha­bitantes de la Real Villa, el preservar esta tradición con­tra todas las manifestaciones extrañas que han intentado suprimirlo.

Don Juan Crisóstomo García dedicó gran parte de su vida a mantener viva esta tradi­ción. Las hermanas Manuela y Esperanza Spínola, conti­nuaron su labor, pues su casa no sólo era escuela para los niños, sino un ejemplo vivo de cristiandad, donde apren­díamos las primeras letras, a respetar las costumbr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s