¿A dónde va el amor cuando se olvida ?

MANUEL RAMON MOYA BASCUÑANA  (Alicante )


 

¿A dónde va el amor cuando se olvida?
LUIS CERNUDA.
El amor es la copa que va de mano en mano.
JOSÉ LUIS PIQUERO.
El amor es un sin por qué, una respuesta arbitraria a
una pregunta inexistente.
JAVIER ALMUZARA.

¿A dónde va el amor cuando se olvida? Lo escribió Luis Cernuda hace muchos años, pero ahora, cuando ya nada queda salvo el brillo apagado de los recuerdos que compartimos juntos -algunas noches, algunas tardes, ciertas madrugadas- te escribo sin nostalgia ni vanidad y te pregunto ¿a dónde va el amor cuando se olvida? ¿dónde su luz se esconde? ¿cuándo dejó de sernos propicia y favorable su mirada? Dime. Pero claro, tú estás en otra parle, como el amor. Tú estás donde ya no te alcanzan mis palabras ni el eco de mis palabras. Tú habitas la distancia que separa el ahora mismo del ayer mañana, el presente y del pasado, el vacío del desamor y de la plenitud del amor. Tu patria es la indiferencia, la mía el recuerdo. Sí, ¿a dónde va el amor cuando se olvida? ¿se aleja por senderos que siempre se bifurcan al llegar a tu nombre? ¿se esconde en los bolsillos de las viejas chaquetas que nunca nos ponemos? ¿a dónde va, lo sabes, tú que tan pronto has olvidado los versos del poema que tallamos a fuego en el árbol del tiempo? Nada. Sólo escucho el silencio del silencio, los pasos de los gatos del deseo y el crujido de seda de la noche mientras escribo esta carta sin respuesta posible, esta carta que nunca gozará del placer de tus ojos, tan tuyos como míos, pues algo del amor queda entre los amantes y de ti yo prefiero quedarme con tus ojos. Dime, confiésame si sabes la dónde va el amor cuando se olvida? Escribe la respuesta en el perfil del viento y en la sombra del agua, en la llama que arte antes de ser ceniza, en la nieve que un rayo de sol funde al instante. Sí, la respuesta no es fácil ni sencilla. Dime como el poeta que «el amor es la copa que va de mano en mano » y que por más que bebas nunca sacia la sed que atormenta tu alma, mi alma, nuestras almas. Dime que el amor es una moneda que va de mano en mano, que el uso la desgasta y que pierde valor. Pero el amor no es eso. El amor no se gasta. El amor se diluye en la lenta rutina del vivir cotidiano o, simplemente, escapa por el perfil del agua, por la sombra del viento, mas ¿a dónde va el amor cuando se olvida? Lo ignoro, pero sé, que ya nunca más vuelve, pues siente que el olvido tiene algo de traición y mucho de desprecio. Y entonces, como un ladrón astuto, el amor, se esconde de nosotros, espía nuestros pasos, vigila nuestros sueños, acecha nuestros actos, pero no nos perdona y ya nunca regresa. En su lugar nos deja el cadáver de su hermano gemelo, el desamor, y un nos deja el cadáver de su hermano gemelo, el desamor, y un afán desmedido por alcanzar de nuevo la dicha, la plenitud de un tiempo donde el amor justificaba cada minuto del día y de la noche, cada gesto y cada mirada. Sin amor, ya nada merece la pena. Sin amor somos como fantasmas que habitan un castillo en ruinas o espectros que caminan sin rumbo entre las sombras. Sin amor nada somos, por eso lo buscamos como se busca el oro de un recuerdo de infancia, y vamos preguntando de puerta en puerta ¿a dónde va el amor cuando se olvida? Y nadie sabe darnos la respuesta que tanto anhelamos. Ni los científicos ni los filósofos. Ni siquiera los poetas, aunque puede que alguno, Vida mía, se aproxime: «el amor es un sin por qué, una respuesta arbitraria a una pregunta inexistente ». Por eso, porque no tiene respuesta te pregunto: ¿a dónde va el amor cuando se olvida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s