Historia volcánica de La Graciosa

Fuente: La Graciosa Estudio histórico y geográfico

Al igual que hicieron en Lanzarote, Fúster y sus colaboradores llevaron a cabo la estratigrafía volcánica de la isla de La Graciosa. Para realizar esta tarea divvolcanesidieron los materiales volcánicos de la isla en dos series diferenciadas.
Según estos autores, en La Graciosa hay dos series de materiales volcánicos fácilmente reconocibles a simple vista. Los más antiguos los denominan serie III, haciéndolos corresponder con esta misma serie en la isla de Lanzarote. Estos materiales se encuentran cubiertos por costras calizas, mientras que los más recientes, a los que denominan serie IV, presentan malpaíses perfectamente conservados.

Entre estos autores destacamos las aportaciones de Romero Ruiz afirmando que en unas islas con unas condiciones medioambientales tan contrastadas, no sólo en el presente sino también en épocas pretéritas, no podemos basarnos en el criterio de conservación de los materiales, poniendo como ejemplo las diferencias existentes en el grado de alteración de dos conjuntos históricos como los de Fasnia y Garachico en la isla de Tenerife, donde las diferencias dependen casi exclusivamente de las condiciones medioambientales reinantes en cada caso.
Nosotros compartimos las afirmaciones de Romero Ruiz sobre este criterio y reafirmamos que no se puede basar la diferenciación en series en el estado de conservación de los edificios volcánicos para la totalidad de una isla, sobre todo si se trata de una isla donde los contrastes climáticos son muy resaltados dentro de ella. Ahora bien, si analizamos el caso de la isla de La Graciosa, tendremos que aceptar la sedación en base a los criterios de conservación de los materiales.
Los materiales englobados por Fúster et al. en la serie III, se encuentran recubiertos por costras de caliche, los flancos de sus conos aparecen con incisiones y pequeños abarrancamientos y sus coladas se encuentran parcialmente alteradas. Por el contrario, los materiales pertenecientes a la denominada serie IV tienen sus conos prácticamente intactos, no presentan recubrimientos de caliche y sus coladas están mejor conservadas que los anteriores.
Si tenemos en cuenta que las características climáticas en La Graciosa son las mismas para toda la isla en su conjunto, y si en el pasado, condiciones climáticas diferentes a las actuales favorecieron la formación de costras de caliche en los edificios volcánicos, este fenómeno debería afectar a todos los conjuntos existentes en la isla.
El hecho de que dos de estos conjuntos volcánicos no presentan dicho recubrimiento, prueba que aún no se habían originado cuando las condiciones climáticas favorecieron los encalichamientos.
De esta manera podemos afirmar que los volcanes que vemos hoy en la isla pertenecen a dos períodos diferentes. Un primer período que podríamos denominar pre-caliche (serie III) y un segundo período post-caliche (serie IV).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s