Historia de El Mojón

La historia de nuestros pueblos: El Mojón
Fuente: Lancelot- Nº 480 / 1 2.09.92

Por Francisco Hernández DelgadoMojon-1

La producción alfarera del mundo aborigen de Lanzarote, sufrió su mayor mutilación, con la conquista de las islas en el siglo XV. Se había perdido la tipología propia, conservando únicamente las técnicas de trabajo en la confección de la cerámica, para el uso propio, como asaderas, sahumerios, tojios, amasaderas, escurridores, platos etc. De esta cerámica, la más conocida que ha llegado hasta nosotros es la que se realizaba en la aldea del Mojón, conocido como el mayor Centro Alfarero de la Isla.

La zona del Mojón aparece en algunos documentos de principio del siglo XVII, referentes a las fincas que pagaban un tribuno al convento de San Francisco de Teguise.

En las Sinodades de Cámara y Murga de 1629, no aparece reseñada la ermita del Mojón y, aunque Núñez de la Peña ya la recoge en 1689, siendo ésta la fecha que casi todos citan como la primera sobre esta ermita, en los trabajos de investigación del propio archivo de Teguise: que hemos realizado en colaboración con la responsable del mismo, María Dolores Rodríguez Armas , hemos localizado esta ermita en un documento fechado 10 años antes que el de Núñez de la Peña, concretamente en 1679.

De acuerdo con la investigación del “Compendio …”, el Mojón contaba en 1720 con unos 130 habitantes, número que mantendría hasta 1776.

Sus habitantes viven de la agricultura, de los trabajos realizados en la entonces capital de Lanzarote la Villa de Teguise, y de la cerámica.

Ya a principios del siglo XIX, destacan como hacendados de esta aldea los señores MARCIAL NORIA y PEDRO CABRERA aunque eran varios los propietarios de otros puNombramiento alcaldeeblos que también tenían grandes propiedades en esta zona, como por ejemplo :

— El Presbítero D. José Arbelos, que tenía varios cortijos.
– Domingo Viera – Una Capellanía .
— Gerardo Morales – Un Cortijo.
— Francisco Cabrera Ayala, varias tierras.

Y Gregorio Fiero, que poseía las fincas, que luego pasaron a la capellanía de la Ermita del Espíritu Santo de Teguise.

La ermita del Mojón no tenía terrenos propios, por lo que los gastos de su mantenimiento lo cubrían los vecinos.

En 1835 y de acuerdo con un documento del alcalde pedáneo del Mojón, existían en la aldea unos 13 telares.

Era muy rara la vivienda en la cual no existiera dos, tres cabezas de ganado, bien cabras, ovejas, vacas, burros y sobre todo algún camello.

Animales éstos que eran utilizados no sólo en las labores del campo, sino que eran alquilados para el transporte de mercancías desde Arrecife a Teguise y para el traslado de los muertos desde los campos al cementerio de la capital. En 1839 se contabilizaron más de 40 camellos en el Mojón , destacando entre los propietarios , Domingo Parrilla , Blas León, María Betancort, Antonio Linares , Francisco Cabrera Noria , Marcial Pérez, Domingo Noria y otros muchos más.

En 1845 MADOZ señala que el Mojón tenía 110 habitantes y que “LAS MUJERES DE ESTA ALDEA FABRICAN LOZA DE BARRO IGUAL A LA QUE USA­ BAN LOS ABORIGENES”.

Las tierras del Mojón se confundían con las de las de Taiga, en las escrituras de las propiedades de los vecinos, así Pedro de León, en la relación de las casas y fincas de 1851, dice que tenía una CASA SITUADA EN TAIGA O MOJON.

En cumplimiento de lo establecido por la junta de Sanidad, los vecinos del Mojón aportan para la vigilancia de las playas cinco militares, que al ser del propio pueblo, tenían que recorrer diariamente varios kilómetros para llegar a la costa que tenían asignada.

El agua, el eterno problema de los habitantes de Lanzarote, también ocasionó en esta aldea varios incidentes sobre todo en los tiempos de sequía.

Y aunque la mayoría de los vecinos retiraban de la Mareta de Teguise la parte correspondiente para beber, algunos propietarios tenían depósitos que eran guardados de día y de noche. En 1855 tuvo lugar un grave incidente al intentar robar el agua que tenía el vecino Marcial de León.

Ya en 1845 el Mojón aparece con 47 viviendas. Sus tierras en muchas ocasiones fueron invadidas por los ganados de Los Valles, Guatiza y Teseguite, lo que en una ocasión obligó a MAR­ CIAL CABRERA; TOMAS y ANSELMO DE LEON, DOMINGO PARRILLA, JOSE CABRERA, JOSE MARIA PEREZ y ANTONIO DE LEON, vecinos todos del Mojón, presentar una queja, que obliga al Ayunta­ miento a redactar un bando donde se hace constar que todo ganado suelto o con amo, que se encuentre dentro de las tierras de los vecinos del Mojón, serán conducidos al Corral Concejil. Dicho bando fue repartido por todos los pueblos citados el 30 de Julio de 1859.

Los vecinos del Mojón contribuyeron con una fanega de maíz, una fanega de cebada, 7 pesetas y 72 céntimos, al socorro de los habitantes de Santa Cruz de Tenerife, que habían padecido una terrible epidemia.

En 1862, cuenta ya el Mojón con 189 habitantes y un año más tarde es nombrado alcalde pedáneo para el bienio 1863/1864 D. MARCIAL CABRERA.

A partir de 1900, el Mojón, inicia su decadencia, la juventud abandona el pueblo, pues la agricultura apenas daba para el sostenimiento de la familia y la gente se trasladaba a la capital y a los grandes núcleos donde el negocio y la pesca ofrecían otras oportunidades, además, la cerámica había quedado reducida a la trabajada por un par de familias y que terminó en loErmita el Mojon 2s años 30 con Doña Joaquina, queremos destacar que también la familia de Doña Dorotea, conocida alfarera lanzaroteña procedía del Mojón.

El 23 de Noviembre de 1917 es nombrado cartero interino peatonal y con un sueldo anual de 200 pesetas DON JOSE FIGUEROA CABRERA.

En cuanto a la educación primaria, estuvo desde un principio unida a la de los pueblos de Los Valles y Teseguite, la construcción de escuelas en alguno de estos pueblos, obligaba a recoger también a los niños y niñas del Mojón.

En 1937 es nombrado alcalde pedáneo del Mojón, DON DOMINGO CASTILLO PERDOMO.
La actividad social tenía lugar en las casas particulares y así vemos como en los años 30 era MANUEL HERNANDEZ PACHECO, quien organizaba los bailes y en los 50 fue MANUEL ROBAYNA MÉNDEZ.

El Mojón que celebra sus fiestas principales en honor de San Sebastián cuenta en la actualidad con un moderno Centro Socio-Cultural, ofreciendo al pueblo una bella imagen de cuidado y limpieza, fruto de la ilusión e interés demostrado por el que fuera su vecino ALFONSO TOLOSA MACHIN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s