Pregón de Teguise 1985 -San Rafael

Pregón de las Fiestas de San Rafael
Teguise  1985

POR    FRANCISCO HERNÁNDEZ DELGADOPACO

Las Fiestas de San Rafael, han sido siempre unas fiestas de la juventud, que sabe manifestar sus ideales de una manera sana y alegre, dentro de ese concepto de libertad que es la expresión libre y consciente de sus propios actos.
Reconocemos que es una juventud cómoda, a veces con falta de iniciativa, pero no toda la culpa es ellos.


Teguise ha sido un pueblo donde la política y la religión han movido los hilos principales, que ha motivado esa manera de ser tan peculiar de sus vecinos. La democracia tan esperada por todos, ha dividido en parte a los vecinos de Teguise, la juventud sufre las mayores consecuencias, poco o nada se hace a favor de ella, por temor que se alegre el contrario.
Muchas veces se les llama pasotas, drogadictos o algunas cosas peores, ¿Pero quien los ha obligado a comportarse así? ¿Qué ha hecho esta sociedad en la que les ha tocado vivir, por ellos? ¿Qué actos o iniciativas ha realizado la Sociedad de Teguise, los ayuntamientos o los organismos insulares, para que los jóvenes no estén deambulando al salir de los colegios, por calles y bares?
Qué fácil es criticar y cual difícil enfrentarse con los problemas. Cuando llevamos transcurridos diez meses de un año que los organismos internacionales han llamado AÑO DE LA JUVENTUD, apenas hemos visto nada que así nos lo recuerde.
Al igual que las personas mayores algunos jóvenes les da a veces por volar en las fiestas, no por necesidad, sino por olvidar la verdadera realidad en la que viven, pues aún reconociendo que es una postura cobarde, necesitan la fiesta para gritar, reír y a veces llorar, dar salida a ese volcán que por su manera de ser llevan dentro, realizando por unos días sus ideas, ser reyes de un reino que por herencia les pertenece y que por olvido o ignorancia se les niega, caminar por los caminos que les gustan sin hacer daño a nadie, hasta que finalizadas las fiestas, vuelven al lodo donde los sitúan, al redil en el que la sociedad los tiene para contemplarlos como animales extraños en su mundo caciquil.
Ellos no quieren ser tan pesimistas, piden un voto de confianza a sus padres, amigos, a la sociedad en general, quieren romper el muro que les impide vivir como personas con nuevos ideales, que desea trabajar por una sociedad mas sana, con fe en sus acciones, quieren ser simplemente ciudadanos con los mismos derechos, la fiesta la preparan porque tienen ilusión, porque son cristianos, detrás de cada joven, creyente o nó, con fe o sin ella, rebelde o no, drogadicto o no, rico o pobre, hay un ser vivo, un eslabón en la cadena de la comunidad de Teguise, al que hay que ayudar. De su fortaleza, ilusión y valor por lograrlo y de las ganas, deseos e interés de nosotros por ayudarles, depende el futuro de la esa juventud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s