Pregón de Tiagua 2011

Pregón de las Fiestas del Socorro
Tiagua  2011

POR    FRANCISCO HERNÁNDEZ DELGADO

Señoras Señores, amigos todos, buenas noches, antes de nada quisiera darles las gracias por haberme designado pregonero de estas fiestas.PACO
Se dice que pregonar es anunciar, comunicar, invitar a la participación de una fiesta o acontecimiento. Hace este pregón, el número treinta de los que he pronunciado en la isla de Lanzarote, en todos he tratado de comunicar, de anunciar la historia, costumbres, tradiciones, acontecimientos, de cada uno de los lugares en los que he tenido el honor de ser pregonero.


En muchos rincones de nuestra isla, localizamos algún detalle, alguna señal que nos indica parte de la historia de ese lugar. Historia que nos une con el pasado.
He dividido mi disertación en partes, TIAGUA EN LA HISTORIA, NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO Y SU ERMITA, LA EDUCACION, GENEALOGIAS Y FAMILIAS, LA PELOTAMANO, ERUPCIONES VOLCÁNICAS Y FINCA EL PATIO.

Tiagua en la historia

Los recientes trabajos de investigación arqueológica realizados en algunos yacimientos de Tiagua, se pueden considerar como los más importantes de Canarias, por la datación de los elementos encontrados,
datación que una vez que finalicen los trabajos de estudio que se están llevando a cabo, seguro que habrá que cambiar muchos de los conceptos que tenemos sobre la fecha de llegada de los primeros pobladores de la isla y de Canarias en General.
La cercanía de los importantes poblados aborígenes, y de los yacimientos arqueológicos de la Cueva del Majo, Camino de la Peña, Buenavista, y los de Fiquinineo, demuestran el origen de este pueblo, aunque su ubicación primitiva estaría más cerca de la zona del Jable.
Y es en unas notas sobre las arenas del Jable, donde hemos localizado varias referencias de los vecinos de Tiagua, pidiendo medidas para evitar el roce de los arbustos, ya que estos impedían las corrientes de arena, que poco a poco fue sepultado las antiguas arribes, y obligando a los vecinos a fabricar sus viviendas fuera de esa zona. Hay que tener en cuenta que cuando el gran negocio de la barrilla llegó a Lanzarote, desde finales del siglo XVIII hasta la segunda mitad del siglo XIX, la mayor parte de los arbustos de la Vega de Tiagua, Muñique, El Jable y Soo, fueron cortados para quemar la barrilla.
La existencia en Tiagua de de las antiguas casas con bóveda, se refleja en los protocolos notales de principio del siglo XVII, en concreto en una venta que entre otras cosas dice:

“…En la Villa de Teguise, que es de esta isla de Lanzarote en treinta del mes de octubre de mil setecientos dieciocho Marcial de Saavedra, el viejo, vecino de esta isla, a quien doy fe, que conozco. Dijo que por cuanto que a él le vendió Leonor Ruiz, vecina que fue de esta isla, unas casas de bóveda en la aldea de Tiagua”

También existe alguna referencia a una Casa Honda de Tiagua esta vez localizada en la Finca el Patio, reseñada por don Andrés Cabrera Velázquez, que acompañó en su vista a don Eugenio Rijo Rocha.
Como variantes del topónimo Tiagua, figuran Tiaga, Tiague, Tyguha y Tiago, citado por Torriani en 1585 y 1590, dice Torriani en sus notas, que en la zona de Tiagua había visto unos pequeños ríos.
En relación con el tema del agua en la zona de Tiagua, vemos una referencia que hace Torriani en 1590, dice que vio pequeños ríos donde los naturales llamaban Tiago, y en el semanario Las Canarias del 9 de julio de 1911, en un artículo que bajo el nombre de Alumbramiento de aguas, dice entre otras cosas, “Hay un hecho histórico que, en cuanto concierne a Lanzarote, esto no es sueño, sino realidad. Véase la Historia Natural de Broker Webby Bertholot, tomo II, parte primera, (Geología), y en la página 383 léase la segunda carta que don Agustín Cabrera dirigía a Monseñor Berthelot, con fecha del 16 de septiembre de 1824, y en que hacía una narración de la primera de las tres erupciones volcánicas que en aquella isla tuvieron lugar aquel año. Pues bien, el agua brotó en torrentes desde el 1º de agosto hasta el 15 de septiembre. Este volcán reventó en Tiagua y años después, cuando monseñor Berthelot visitó el sitio, aún había restos del lodo que dejó aquella agua. Este fenómeno significa, ni más ni menos, sino que la erupción atravesó una inmensa capa de agua, haciéndola brotar en torrentes….”
Este hecho puede tener alguna relación, con que la zona de Tiagua ocupara unas de las más fértiles huertas de la isla.
Uno de los principales propietarios de estas huertas en el siglo XVII, fue Hernán Peraza, que ocupara el cargo de Alcalde Mayor de Lanzarote, y que tan destacado papel tuvo en el socorro y ayuda al pueblo de Teguise, salvando algunos edificios, registros y protocolos, en la invasión berberisca de 1618.
En el periodo de 1825 a 1835, Lanzarote produce unas 2.328 fanegas de trigo y 5.333 de cebada, de acuerdo con el Borrador de Cosechas de dicho periodo, es Tiagua uno de los lugares del municipio de Teguise, de mayor producción de estos productos. En dicho Borrador figuran como mayores propietarios de terrenos, don Marcial Acuña, don Ignacio Viñoly, el sargento don Basilio Betancort y el Caballero-Regidor don Juan Gil.
El semanario La Aurora de agosto de 1848, en unos comentarios sobre los pueblos de Lanzarote, dice de Tiagua.
“Tiagua. A una y media legua de la Villa, bonito lugar de 100 casas situado en un llano muy productivo”
En 1904, entre las relaciones de industrias, recogidas en el BOC, correspondiente al municipio de Teguise, figuran en Tiagua,
Una Ferretería de don Sebastián Velázquez Duarte, un Bodegón de don José Jorge Rodríguez, y dos molinos, uno de don Víctor Cabrera Alonso y el otro de don Sebastián Velázquez Duarte.
Unos 20 años después entre las industrias registradas en Tiagua, figuraban, La venta de comestibles de don Miguel López Pérez. Las albacerías de don Julián Camacho Camacho y la de doña Bárbara Barrios Martín. Como propietarios de Molinos figuraban, don Pedro Cabrera González, don Juan Hernández Velázquez, y don Eduardo Parrilla García y la panadería de Augusto Mesa Lemes.
El 21 de junio de 1945, los vecinos de Tiagua y Tao, solicitan al Ayuntamiento de Teguise, cuatro ruedas de camión, para poder transportar agua a sus pueblos, la solicitud la hace llegar el Sr. Alcalde al Comandante Militar Subdelegado de Transporte, en la misma le dice:“Al trasladar a V.S. dicha instancia, une su ruego al de los mencionados vecinos, pues en las aldeas de referencia se carece en absoluto de tan preciado líquido desde hace dos años, habiendo pasado verdaderas penurias para proveerse de él y serles casi imposible continuar transportándolo a lomos de camello por el agotamiento en que se encuentran dichos animales debido al trabajo intenso a que han sido sometidos, no sólo en las faenas agrícolas sino cargando agua”
En 1946, el periódico Pronósticos, daba la noticia de un destacado encuentro de envite entre Tiagua y Tao, la noticia decía,

“El equipo de Tiagua capitaneado por el veterano don Pedro Cabrera, desafía al equipo de Tao, capitaneado por don Carlos Betancort, de ser aceptado el este reto, el partido se celebrará en el Casino de Tiagua a las 20 horas del día de Nochebuena”

En 1952, Tabacalera S.A. crea en Tiagua una expendeduría de EFECTOS TIMBRADOS, y nombra como titular de la misma a don Marcial Luis Betancort Betancort.

Nuestra Señora del Socorro y su ermita

El amor y cariño hacia esta zona, hizo que Hernando Peraza de Ayala y su esposa María Franquis, fundaran en su hacienda de Tiagua una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora del Socorro en 1612. Así figura en su testamento otorgado en Teguise, el 3 de octubre de 1646.
Esta milagrosa imagen, fue también escogida como patrona de la congregación de los Padres Redentoristas, que la llevaron a Haití, país en la que figura como patrona.
Hernán Peraza fundó un patronato para que con sus rentas, se pudiera mantener las reparaciones de la ermita, así como para los gastos del día de su función.
Entre la tierras que dejó el Capitán Hernán, estaban las situadas en Mojón Prieto, tierras que estaban gravadas con el impuesto fijado por el fundador de la ermita, hasta que a petición de los vecinos de Tiagua, el 18 de julio de 1845, se levantaron las imposiciones, interviniendo para su eliminación, el Licenciado y Catedrático de Sagrada Teología don Domingo Maurio Rolo.
A Nuestra Señora del Socorro los lanzaroteños la tomaron como medianera entre Dios y esta isla, para paliar la falta de lluvias. Registramos varias peticiones durante el siglo XVII, en este sentido, la Virgen era llevada hasta la Iglesia Parroquial de Teguise, adonde acudían la casi totalidad de los vecinos de Lanzarote, para rezar ante la imagen del Socorro, estas oraciones por lo general solían durar unos nueve días.
El 13 de marzo de 1634, el Capitán Alonso Jerez Cardona, Alcalde Mayor de la isla de Lanzarote, dice al Cabildo General que,
“…atento que los sembrados que es el bien de de esta isla y trato de ella, por haber más de dos meses que no llueve, de que los dichos sembrados está muy afligidos y necesitados y conviene acudir al remedio del cielo para que acuda con la misericordia, acuerdan que para ello se vaya y traiga en procesión la imagen de Nuestra Señora del Socorro el jueves dieciséis del presente a esta Villa a la Parroquia, para el domingo siguiente se saque en procesión por esta Villa el Santísimo Cristo de la Vera Cruz y se deje allí……”

En uno de los asientos contables del Cabildo General de la Villa de Teguise, del año 1640 figura una referencia a esta Virgen,
“Iten da por descargo 22 reales y cuartillo que se libraron a Juan de Silva para pagar a los frailes de San Francisco de esta Villa, y comida que se les dio al cura y sacristán de esta parroquia, el día que se llevó a Nuestra Señora del Socorro a su ermita en Tiagua, de donde se había traído a esta Villa en procesión, por la necesidad que hubo del agua el año pasado por marzo de 1639”

También en la plaga de langosta de 1644, la Virgen del Socorro de Tiagua, fue llevada a la Iglesia de Teguise.
En 1835, el alcalde pedáneo de Tiagua, Marcial Bethencourt, contesta al alcalde de Teguise, lo siguiente sobre los bienes de la ermita del Socorro,
“Habiendo recibido una orden despachada con fecha 18 de febrero del presente año, comunicándome si en esta ermita de Nuestra Señora del Socorro, tiene bienes, puedo decir al respecto que hay algunos bienes, que no sé su número de fanegas, son sus mayordomos don Ignacio Viñoly y los herederos de don José Arrocha, vecino que fue de Las Calderetas, es cuanto puedo decir en razón de la verdad…”
Los vecinos de Tiagua aportaban sus donativos para la conservación de la ermita que fue reconstruida en 1898.
Con anterioridad a esta fecha eran muchos los lanzaroteños que acudían a la fiesta de Nuestra Señora del Socorro, por eso el alcalde pedáneo de Tiagua, como sabía el peligro, en cuanto al orden público que podía tener, tal número de visitantes, ya que se celebraba la fiesta después de la restauración de la ermita, acudió en 1898, como de costumbre a la superioridad pidiendo la ayuda de la Guardia Provincial, en su nota dice entre otras cosas,

“En el caserío de Tiagua se verificará una fiesta extraordinaria según está anunciada, en los días 9 y 10 de este mes en celebración de la Patrona de dicho caserío Nuestra Señora del Socorro, y con el objeto de evitar todo acto que pueda perturbar el orden y dar origen a hechos judiciales, le solicito una pareja de la Guardia Provincial…”
En la descripción que sobre esta ermita, se hace un trabajo sobre el patrimonio religioso, se dice que “En su interior se encuentran un Interesante retablo e imágenes, cuadros y una lámpara de plata, testimonio de la riqueza agrícola del pueblo”
El primero de octubre de 1902, don Manuel Miranda Naranjo, cura párroco de la Parroquia de San Ginés, con la aprobación del Señor Obispo don José Cueto Diez de la Mora, y a petición de los vecinos de dicho caserío, en presencia del Venerable Sr. Coadjutor de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de la referida Villa de Teguise don Antonio Gil Santana…, observando todos los requisitos y ceremonias que de derecho se requieren, bendije y erigí Canónicamente las catorces sagradas estaciones del Vía Crucis en la referida Ermita.
Dado que los vecinos de Tiagua no tenían misa semanalmente, sino de vez en cuando, el Señor Obispo con fecha de 27 de mayo de 1903, concedió licencia a los sacerdotes de Teguise, y San Bartolomé, a los coadjutores de Teguise y Arrecife, para que “los domingos y días de fiesta puedan celebrar una misa en la Iglesia Parroquial y otra en cada uno de los diferentes pagos”.
Sobre la creación de la parroquia Tiagua Tao, existe el documento escrito por el alcalde pedáneo de Tiagua de fecha 16 de noviembre de 1943, en el que pide al Ayuntamiento de Teguise, lo siguiente,
“Que habiendo sido creada recientemente la parroquia de la Virgen del Socorro y San Andrés, de este pago de Tiagua y el de Tao, y siendo unánime de los vecinos de esta aldea el contar con un cementerio propio, enclavado en las afueras por la parte NO del pueblo, para evitar el traslado de los difuntos al cementerio de la Villa. Habiéndose comprometido los vecinos de esta aldea a aportar, por suscripción proporcional a sus medios, el capital necesario; pedimos su construcción”.

Dos años antes, cuando se estudiaba la creación de esa Parroquia, el Obispo solicitaba, los límites de de la misma, y que se le dijera, que si era conveniente incluir en dicha Parroquia a los pueblos de Mozaga y Muñique.
El sacerdote nombrado para esta Parroquia fue, don José Pérez. En la primera mitad del siglo XX, siendo don José Fajardo Morales, párroco de Teguise, estableció que dado que la ermita de Tiagua no tenía bancos, los vecinos de este pueblo debían llevar sillas, dejando muchas dichas sillas en la ermita, debiendo abonar entre 1 y 3 pesetas por cada una. Entre las personas registradas como propietarias de las sillas figuraban, Inés Barrera Betancort, Ana Delgado Barrera, Esperanza Martín y María de león Sánchez entre otras.

La educación

En el campo de la educación, Tiagua, gracias a la riqueza de sus tierras, muchos vecinos se podían permitir el mandar a sus hijos a la escuela particular, que poseía José Jorge Rodríguez en su casa. El pago al maestro se hacía en granos, tal como ocurría en Teseguite, los Valles y el Mojón. Este maestro solicita en1892, una escuela para este pueblo.
Una de las personas que más trabajó para que se creará una escuela en Tiagua, fue don Sebastián Velázquez, además de encabezar la solicitud ante las autoridades, le escribió a su amigo don Domingo Lorenzo Betancort para que gestionara ante las autoridades provinciales, la creación de esta escuela. Junto a don Sebastián firmaron una de las solicitudes, don Juan Bethencourt, don Juan valenciano, don Victor Cabrera, don Juan Cabrera García y don Andrés González, esta solicitud tenía fecha de 11 de junio de 1889. En agradecimiento por las gestiones realizadas por don Lorenzo Betancort, para que por fin se creara la escuela de Tiagua, la corporación de Teguise, le puso nombre a una de sus principales calles.

La escuela de niños de Tiagua, se creó en 1917, la noticia la recoge el periódico El Progreso, del martes 17 de abril, y la repite el Imparcial el 25 de mayo del mismo año.
El 29 de abril de 1920, con motivo de incorporarse el maestro titular, se hace inventario del material que posee la escuela de niños, el material lo entrega el maestro interino, don Antonio Guadalupe.
La revista El Eco del Magisterio Canario, publicaba el 22 de enero de 1923, la relación de títulos profesionales, entre figuraba el de, don José Suárez Lazzo, Maestro Nacional de Tiagua.
Entre los alumnos de la escuela de Tiagua en el curso 1927/1928, se encontraban los niños, José González Barreto, Sebastián y Esteban Cabrera Velázquez, Francisco Rodríguez Barrios, Juan Guerra Felipe, y José Delgado Barrera, entre otros.
En 1932, el maestro de la escuela unitaria de Tiagua era don José Suarez, y el local donde se impartían las clases era propiedad de don Pedro Cabrera González.
En ese mismo año, varios vecinos de Tiagua entre los que se encontraban Pedro Cabrera, Vicente Barrios, Miguel López, José Abreut, Francisco Díaz, Leandro Umpiérrez Eduardo Feo, Antonio Tejera Juan Guerra y Cristóbal Guillén entre otros, solicitan una escuela de niñas, entre los argumentos aportados, decían,

“….. Que habiendo en este caserío y dentro de la edad escolar, un número considerable de niñas, sin poder recibir la instrucción, por carecer en este caserío de una Escuela Nacional de niñas……………..se sirva hacer las gestiones necesarias a fin de a la mayor brevedad y con el objeto de que puedan recibir las citadas niñas la instrucción necesaria, sea creada en este caserío, una Escuela Nacional de niñas…”

Cuando en 1934, se creó la escuela de niñas en Tiagua, no existía mesa para la maestra, por lo que se tuvo que pedir una prestada a don Pedro Cabrera González, dueño del local donde se encontraba la escuela, ocho años después, siendo maestra doña Mercedes Bethencourt, don Pedro reclamó su mesa y la maestra tuvo que insistir para que la Junta de Educación le enviara una.
En noviembre de 1934, el maestro Antonio Guerra Camino se hace cargo como maestro interino de la escuela mixta de Tiagua, hace una relación del material que se encontraba en la misma, destaca en primer lugar, Un Cuadro alegórico de la República
El maestro don Domingo Barreto, daba cuenta en octubre de 1935, el inicio de las clases en Tiagua, y al mes siguiente comenzaron las de adultos, con una asistencia de 18 personas. Don Domingo Barreto Barreto, regentó la escuela de niños de Tiagua desde el día 22 de abril de 1935 al 7 de septiembre de 1936.
En 1937, se registra como maestra interina de Tagua doña Mercedes Medina Díaz, y al año siguiente la también interina doña Mercedes Bethencourt Fontanill.
El 1 de septiembre de 1940, es nombrado maestro de Tiagua don Abel Cabrera Díaz.
En abril de 1942, la escuela de niñas contaba con una matrícula de 46 alumnas, entre ellas se encontraban, Ana Betancort Cabrera, Carmen Camacho Martín, Petronila Morales Bonilla, Rosalía León Parrilla, y Genara López Toribio.
La escuela de niños registraba una matrícula de 40 alumnos, entre los que se encontraban, Augusto Hernández Mesa, Ramón Padrón Bonilla, Marcial Delgado Barrera, Antonio Guerra Padrón, y Francisco Barreto Marín entre otros…
Un maestro que dejó huella en el pueblo de Tiagua fue don Guillermo Tophan Díaz. Fue nombrado maestro en propiedad el 4 de diciembre de 1943. Aquí en Tiagua entre clase y clase Tophan participa con la prensa, enviando algunas poesías, estaba germinando su gran vocación el periodismo. Una de sus poesías enviadas desde Tiagua en 1946, al periódico Pronósticos, tenía entre sus versos los siguientes,

Ayer me eché un vaso
de leche en la cena,
¡qué leche más pura!
¡qué leche más buena!

Con huevos frescos
comí tomatada,
y comí en la Santa
viejas sancochadas.

Para merendar
llevé a Tinguatón
queso, en la mochila,
gofio, en el zurrón.

Después, sobre Tamia,
me eché a descansar,
y pensé en el hambre
de la capital.

En 1957, la Inspección Provincial de Enseñanza Primaria, comunica la creación en Tiagua de una clase de adultos, que sería impartida por el maestro don Juan Cabrera Cabrera, para estas clases se señalaba el sistema onomatopéyico o Palau. Junto a don Juan figuraba como maestra Josefa Pérez Orgeta y un año antes estaba don Jorge Manuel Marrero.
En 1958 cesaba la maestra Josefa Pérez Ortega, siendo sustituida por Mercedes Daroca Olivera, que ejerció hasta el mes de agosto de 1959, fecha en que llegaba a ocupar su puesto Juventina Fernández García.
El 31 de agosto de 1964, cesaba como maestra de Tiagua, Candelaria Rodríguez González, que era sustituida por Felicidad Reyes Borges.
El 24 de julio de 1965, fue nombrada maestra propietaria de la escuela Nacional Unitaria de Niñas de Tiagua, doña María del Carmen Perdomo Perdomo y en septiembre del mismo año, hacía lo propio el maestro don Leandro Delgado Betancort. Doña María del Carmen Perdomo, sustituía a doña Felicidad Reyes Borges.

Genealogías y Familias

El 24 de mayo de 1827, se publica el número de casas que existen en Tiagua y Muñique, y según la nota se dice que existen unas 72 habitadas.
Un documento de 1829, nos habla de las profesiones de los vecinos de Tiagua, destacan los siguientes:
43 labradores
32 jornaleros
1 hilandera
1 costurera
2 hacendados
12 pobres

En 1870, Tiagua contaba con 289 habitantes agrupados en unas 76 familias.
Los vecinos de mayor edad eran, Luis Acuña, que era viudo y contaba con 82 años; y Domingo Acuña también viudo con 80 años. De los vecinos que habían nacido en otros pueblos y se encontraban viviendo en Tiagua, se encontraban, Andrés Morales Cabrera, la familia Barrios, y los Carrasco habían llegado de Tinajo. De Femés eran Los Oliva, los Guillén de Soo, los Cabrera y Velázquez de Fuerteventura y los Delgado de San Bartolomé.

En 1914, figuraban en Tiagua sólo 2 familias más que en 1870, es decir contaba con 78 familias. Las personas de más edad eran Andrés Jorge con 96 años y su mujer María Rodríguez tenía 74; Marcial Acuña Hernández con 88 años; Tomás Martín con 82 años; Víctor Cabrera Alonso con 79 años; Ambrosio Machado León con 74 años, y Sebastián Velázquez Duarte con 70 años.
Las familias más numerosas eran, la de Abreut-Velazquez con diez miembros, las de Mersa-León, Guerra Morales y Tejera Betancort con 9 miembros; y con 8 miembros las de López-Pérez, López Eugenio, Parrilla-Barrios.

En 1950, Tiagua contaba con 114 familias, siendo las familias más numerosas, las de los Díaz-Pérez con 12 miembros, los León-Bonilla con 11, los Feos-Cejas con 10, y con 9 los López-Toribio y los Hernández Mesa.

La Pelotamano

La pelota mano es un deporte tradicional de nuestra isla, y gracias a los vecinos de Tiagua se ha mantenido a lo largo de los años- Los historiadores nos dicen que el juego de la pelota, era practicado por los egipcios, romanos, mayas u aztecas. Se dice que llegó a Lanzarote en el siglo XV, procedente de la vieja Europa, posiblemente de la mano de los normandos.
Varias escrituras de ventas de casas en la Villa de Teguise del siglo XVII, hacen referencia a la calle, plaza o barrio del juego de pelotamano.
El amigo José Manuel Hernández Auta, motivado por sus vivencias sobre este deporte en el pueblo de Tiagua, ha llevado a cabo el mayor trabajo sobre el origen, e historia y tradición de nuestra pelotamano.
Juan Bonilla, hijo de este pueblo, se inició en este deporte de la mano de su padre. Tiagua llegó a tener uno de los mejores equipos de pelotamano de Canarias. Junto a Juan Bonilla, la historia de este deporte ha escrito a otros como, Simón Bonilla, Manuel Arbelo, Juan Guillén, Cayetano Tavío, Francisco Herrera o Nicasio Acuña.
El nombre de Tiagua ha quedado unido a nuestra pelotamano, para siempre.

Erupciones Volcánicas

Tiagua sufrió la última erupción volcánica de 1824, no vamos aquí a repetir ahora, las numerosas referencias que sobre estas erupciones se han publicado, entre las que destacan, el diario de don Baltasar Perdomo, que fue párroco de San Bartolomé. También hay que destacar el interés demostrado por don Ginés de Castro y Álvarez, que en todo momento se preocupó de ayudar y socorrer a los vecinos de Tiagua.
El Archivo Municipal de Teguise, hace unos años rescató un manuscrito, sobre las erupciones volcánicas de 1824.
Recientemente y gracias al impulso dado por la actual concejal de cultura doña Olivia Duque Pérez al Archivo Histórico y al interés y dedicación de la directora del mismo doña María Dolores Rodríguez Armas, se está trabajando sobre los personajes destacados en la vida cultural, y religiosa de Teguise, en una reseña de este trabajo, queremos aportar unas notas sobre don LUIS DUARTE, el presbítero dueño del cortijo en cuyas cercanías se produjo el primer brote de fuego en 1824,

DON LUIS GUARTE NACIO EL 25 DE AGOSTO DE 1784. FUE ORDENADO PRESBÍTERO A TÍTULO DE CAPELLANÍA EN EL AÑO 1709. HASTA 1858 ATENDIÓ LAS CAPELLANÍAS DE LAS ERMITAS DE SAN JUAN DE SOO Y NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO EN TIAGUA. A PARTIR DE 1858 CESÓ EN SUS COMETIDOS POR ENFERMEDAD ( ATAQUE DE PERLESÍA)

La Finca el Patio

La Finca el Patio, situada en la Vega de Tiagua, como dicen las notas que hablan sobre la agricultura de nuestra isla, ocupaba el número uno por su calidad y por la cantidad de tabaco que allí se producía.
No podemos olvidar que hubo una época en que Lanzarote producía una considerable cantidad de Tabaco, tal es así que en el Archivo de Teguise, existe el libro del Tabaco, donde se recoge los titulares de las tierras dedicadas a esta labor, con registros anteriores a las erupciones volcánicas de 1730.
En 1929, la prensa se hace eco de la producción de tabaco de la finca el Patio, en una fotografía aparecen grandes hileras de plantas de tabaco y como pie de la misma se dice Cultivo del Tabaco en la finca de la Vega de Tiagua , El Patio, propiedad de don José Hernández Arata y don Luis Fajardo Ferrer. Y en otro apartado se ve unas hojas de tabaco con el siguiente texto, Magnifico ejemplar de la planta del Tabaco, cuyas hojas miden 90 centímetros de longitud por 38 de ancho, cultivada en la finca El Patio en Lanzarote.
La Finca el Patio de Tiagua, es hoy, el museo etnográfico más importante de Lanzarote. Una obra que nació gracias a un hombre y su familia, don José María Barreto Feo, descendiente de los Barretos de Tahiche, nació en Tiagua el 13 de septiembre de 1924, el hombre que convirtió las distintas facetas de su vida, en un ejemplo de profesionalidad como médico y valedor de nuestras costumbres y tradiciones.
La Finca el Patio, testigo mudo de la época de oro de la agricultura en Tiagua, fue la semilla que recuperó don José María Barreto, para hacer realidad su sueño, devolver a su pueblo el amor y cariño que le dio en su niñez, que mejor escenario que un espacio natural que recoja las distintas vivencias del hombre lanzaroteño.
El Patio, con sus corrales para animales, con el molino y la molina, la tahona , con el Museo etnográfico, el bodegón, la flora autóctona, el lagar, el Museo del vino, la ermita, y la casa del campesino, es un espejo en el que se ven reflejados, todos y cada uno de los antepasados de los vecinos de este pueblo en particular y de Lanzarote en general.
Desde su apertura en 1994, la Finca el Patio se ha convertido en un escaparate de la identidad del pueblo conejero, que tiene como protagonista un pueblo Tiagua.
Cumpliendo con el deseo de la Comisión de Fiestas, invito a los vecinos de Tiagua, y a todos sus visitantes, a participar y gozar de estas fiestas de Nuestra Señora del Socorro de 2011.

Muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s