Pregón de Santa Lucía 1998 (Mozaga)

Pregón de las Fiestas de Santa  Lucía
Mozaga  1998

Por: LUIS RAMÓN MORALES PÉREZluis morales

Hoy, lo mismo que años ha, sigo mirando las blancas casas del pueblo donde nací, sus gentes, con nombres y apellidos, una a una.

Cuando paso por sus caminos, con ese nombre los conocí, a toda la gente saludas, te paras a hablar, da gusto, y eso se nota, de lejos se nota, pero…

Hagamos un alto, llega el 13 de .Diciembre, no es un 13 de Diciembre cualquiera, ni uno más, ni igual a los anteriores, es un nuevo 13 de Diciembre, Santa Lucía, nuestra fiesta.

Dispongámonos a recibir estas fechas con alegría, abramos las puertas de nuestras casas a familiares y amigos, compartamos, alrededor de una mesa, el puchero o el sancocho, y la botella del buen vino malvasía, que el abuelo tenía guardada, para que al marchar, puedan llevar consigo, simplemente, el recuerdo del haber compartido un buen rato.

Mozaga, Mozaga de San Bartolomé, Mozaga de Teguise, ¡qué más da! ¡es nuestro pueblo!

Situada al abrigo del lomo de San Andrés, que en las primaveras de los años de lluvia luce sus mejores galas, cual cuadro del mejor pintor, con sus amapolas, pajogatos y cerrajones.

Tiene forma de triángulo y desde sus tres vértices es valientemente custodiada: Peña Amarilla, La Peña de Mozaga, donde nuestro César hizo brotar el Monumento al Campesino, cuyos gigantescos brazos parecen querer .arropamos y el Aljibe ° la Cuesta del Babilón.

Mozaga, en una encrucijada de caminos, entre Playa Honda y Caleta Caballo, entre Playa Blanca y Órzola, ha pasado por muchos avatares.

Sigamos tras la huella:

El 1 de Septiembre de 1730, la tierra se abrió cerca de Timanfaya y así comenzaron las terribles erupciones que azotaron la isla, imprimiéndole carácter.

Varios pueblos quedaron sepultados: Hainaguadez, Fiquinineo, Guágaro, Aix, Iniguaden, entre otros.

Hainaguadez estaba situada aproximadamente donde hoy están las casas de Dña. Eugenia y Los Fiestas.

La gente tiene que buscar refugio en otros pueblos: San Bartolomé, Tías y Yaiza, o fundando nuevos caseríos: Los Valles de Santa Catalina y Mozaga.

La joven Mozaga se sitúa, donde hoy llaman las Huertas Viejas, cerca de la palmera existente en la carretera de Mozaga a la Villa. ¡Cuánta historia llevas en tus pírganos, altiva y elegante palmera!

De nuevo comienza la lucha.

El viento, los vientos que al igual que alivian el sudor de los hombres y mujeres, arrastran pequeños granos de oro, formando médanos móviles que entierran casas y cultivos; otra vez el hombre de Mozaga inicia su andadura, asentándose esta vez, sobre las lavas del volcán.

En 1786, Tinajo, Tías y San Bartolomé, que eran pueblos del municipio de Teguise, pretendieron separarse.

Tramitado el expediente, ello de Julio de 1796, se formó la división del territorio, quedando Mozaga y Tomaren comprendidos en San Bartolomé.

Estos dos Caseríos no quisieron separarse de La Capital, y por Cédula Real de 27 de Octubre de 1806, donde dice textualmente:

“El pueblo de Mozaga y el caserío de Tomaren, los dejamos en el territorio de la Villa, por parecemos justas las razones que después de formado dicho plan, han alegado judicialmente aquellos vecinos”.

Las casas que hoy pertenecen a San Bartolomé son de construcción posterior a esta división.

Una anécdota de esta consecuencia es que la casa de Don José Cabrera Torres tiene los dormitorios en el Municipio de San Bartolomé y las gallanías en el de Teguise, y siendo éste Alcalde de San Bartolomé, prohibió en su municipio las parrandas después de las doce de la noche, por lo que las gentes se situaban dentro del municipio de Teguise, allí formaban el jolgorio y le cantaban cerca de la ventana.

Recuerdo también, ¿por qué no?, es momento de recordar, a aquellos que ya no están con nosotros, pero que un día compartieron nuestras fiestas: Seña Carmen y su hijo Manuel, Seño Clotildo, Seño Marcial y su mujer María, entre otros muchos.

La fiesta es para todos, es momento propicio para que los mayores de nuestro pueblo la miren con orgullo y satisfacción y que nosotros le agradezcamos su trabajo y dedicación.

A los jóvenes les queda la tarea de formarse, de continuar, de demostrar que Mozaga, este pueblo querido, supera todas las dificultades.

Vecinos del Barranco, La Pichona, Las Peluchas, El Doncello y El Taro, estrenemos el traje nuevo, seamos tolerantes, serviciales y agradecidos, vivamos con gran entusiasmo esta fiesta, “nuestra fiesta de Santa Lucía”. Dejemos que las notas del timple y la guitarra se adueñen de nuestros aires, dejemos salir del corazón nuestros sentimientos e ilusiones como la de aquella copla que dice:

“Si quieres a una mujer
ve y díselo cara a cara
esperando estoy por ti
a ver si te me declaras”
“Mucho me gustan tus ojos
y esa forma de ser
pero es que no me atrevo
a declararme mujer”.

Para terminar, mis más sinceras gracias por haberme permitido leer estas líneas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s