Pregón de Las Nieves 2009

Pregón de las Fiestas de Las Nieves
La Montaña 2009

 Por  MACARENA ALONSO BERRIELMAcarena Alonso

Señoras, Señores, queridos paisanos:

Buenas tardes, no querría yo comenzar sin agradecerles, de forma anticipada, el que ustedes me honren con su amable compañía y atención, en este día tan especial e importante para mí.

Cuando el párroco D. Antonio Juan López, tuvo la cortesía de invitarme a ser la pregonera de la fiesta de la Virgen de las Nieves de este año 2009, me sentí aturdidamente feliz, inmensamente honrada, muy entusiasmada y también agradecida, a pesar de estar varios días y noches “dándole vueltas a la cabeza”, pensando si yo podría cumplir con humildad y valentía esta tarea.

Aparentemente, aunque pueda pensarse que es tarea fácil llenar de contenido unos cuantos folios para expresar algunas ideas, que rondan por la mente desde el mismo momento que una acepta el encargo de pregonera, lo cierto es que cuesta dar forma a todo un conglomerado de conceptos que fluyen como un torrente y de una forma desordenada.

Quiero empezar contándoles lo que dice una antigua leyenda procedente de la antigua Roma: en la que se habla de una pareja de esposos ancianos, sin hijos, que realizaban muy buenas obras y acciones, y se les atribuía gran caridad hacia los demás. Ellos deseaban gastar su dinero en hacer alguna buena labor en favor de la religión. Fue así como, en la noche del 5 de agosto del año 432, oyeron en sueños “mañana vayan al monte Esquilino y allí donde hubiere nieve edificarán un templo a la Santísima Virgen”. Al día siguiente fueron al monte, una de las siete colinas de Roma (Italia), y encontraron, en pleno mes de agosto, una zona cubierta de nieve.

Allí fue donde se construyó el primer templo dedicado a la Madre de Dios. Y de aquí la devoción en el cristianismo a la virgen de las Nieves, (que tiene su origen en la advocación de la Basílica Santa María la Mayor de Roma), y que actualmente se extiende por todo el mundo.

La inmensa mayoría de los conejeros sentimos una devoción por la Virgen de las Nieves. El santuario a ella dedicado, de origen más antiguo que el de Los Dolores de Mancha Blanca, ocupa un lugar relevante en la devoción mariana, encontrándose en un monte o acantilado llamado Risco de Famara o Altos de Famara. Ya desde época prehistórica era una zona de pastoreo importantísima por su riqueza y variedad de flora y por la proximidad de fuentes y aguadas. Según cuentan, el origen de esta devoción se remonta a los años de la conquista de Lanzarote y fue debida a la sencilla intervención de un niño, según nos dejó escrito el franciscano Fray Diego Henríquez:

“Algún tiempo después del año 1427, apacentando sus ganados en aquella zona, a un pastorcito, se le apareció “Nuestra Madre Señora de Las Nieves”, titulo y advocación que le declaró ella misma, y le mandó a decir al párroco y a los mayores del pueblo que era voluntad suya que le realizaran una casa en aquella colina. El feliz embajador partió, dejando su ganado al cuidado de la que se ofreció en su guarda. Dio la noticia según se le mandó y volvió apresurado a mostrarle dónde se ubicaría la Iglesia”

El saqueo y destrucción de los archivos de Lanzarote durante las invasiones moriscas nos impiden localizar referencias de la primitiva ermita de Nuestra Señora de las Nieves, sin embargo gracias a la colaboración de Don Francisco Fajardo Spínola, existen algunas citas que hablan de la existencia de esta ermita y de la devoción hacia la virgen como lugar de romería. Puede estimarse que estuviera construida a finales del siglo XV o principios del XVI y expuesta a varias invasiones corsarias u otras inclemencias, lo que dio lugar a que se rehabilitara en varias ocasiones. La ermita no puede resistir el paso del tiempo y sus muros y paredes amenazan con desplomarse, y fue el reverendo Don José Fajardo Morales quien con su entrega y dedicación logró que se reconstruyera casi en su totalidad, participando activamente vecinos de Los Valles.

Actualmente es el Ayuntamiento de Teguise el que realiza estos menesteres, la pinta, adecenta y lleva a cabo la labor de mantenimiento. Es de esperar que continúe en esa línea de colaboración.

Existen muchos pueblos que celebran la festividad de la Virgen de las Nieves en todo nuestro territorio nacional y fuera de él. En las Islas Canarias las de más renombre son la de Agaete, en Gran Canaria; las de Taganana, en Tenerife; y la de Santa Cruz de La Palma (en la que cada cinco años, desde 1680, se realiza la bajada ).

Unas con mayor solemnidad y otras más austeras, pero todas unidas por una gran devoción, fervor y fe, en la mayoría de estos lugares el culto a la Virgen de las Nieves está unido a algún tipo de leyenda, bien en relación con la primitiva leyenda de Roma o con otras historias de apariciones marianas.

Siempre se ha caracterizado nuestra gente por expresar emociones a través de la oración, el culto, el baile….. elementos todos estos que se encuentran presentes en las celebraciones de las diferentes fiestas y a lo largo de toda nuestra geografía insular y que han sido tradicionalmente el principal medio de relación y comunicación de la población conejera.

En nuestras fiestas de las Nieves podemos distinguir el ritual religioso, con la ermita engalanada de flores de diversos coloridos, de velas, con el altar adornado, se celebran varias misas a diferentes horas del día, en las que se aumenta la solemnidad en estas ocasiones, con sacerdotes invitados, que hacen gala de ser grandes oradores.

Las procesiones se realizan alrededor de la misma ermita, con los fieles y peregrinos llegados desde diferentes puntos de la isla y de fuera de ésta, así como con las Autoridades, normalmente cortejadas por actuaciones folklóricas o por la banda de música, y, cómo no, con sus voladores, que ponen la corte sonora al acto de religiosidad popular.

Por último, tenemos las actuaciones profanas, tales como ventorrillos, juegos de cartas, comidas, bebidas, antiguamente existían puestos de ruletas y los bailes, que se realizaban principalmente en la Villa o en Haría, y según cuenta mi suegra, eran muy alegres y concurridos.

Desde hace varios años se vienen realizando romerías, que arrancan por la tarde desde el caso histórico de la Villa hasta la ermita, cada vez van siendo más participativas, con parrandas, carrozas y grupos folclóricos acompañando a los romeros, en las que a su llegada realizan ofrendas a la Virgen. Antiguamente se preparaban procesiones, que salían desde la ermita hacia la Villa, en peregrinación por calamidades públicas, en las que se demandaba de Nuestra Señora que no hubiera sequía, ni epidemias, ni plagas de langostas.

Aún recuerdo de mi niñez, cuando venía con mi familia, y la visión mas clara que tengo es la de mi madre y muchas otras personas entrando en la ermita de rodillas, muchas veces desde el portalón exterior y realizando varias veces esta acción, sobre sus rodillas ensangrentadas, seguramente por alguna promesa o petición para librarnos de los peligros; a mí en aquella época esto me sobrecogía especialmente.

Suelo, siempre que puedo, venir algún viernes a misa. Cuando acudo de peregrinación a este Santuario, aparte del día solemne y sagrado para mí, es debido a alguna promesa, plegaria o, simplemente, para dar las gracias a Nuestra Señora Madre de Las Nieves. Normalmente salimos desde el pueblo de Guatiza, y digo salimos, porque siempre vengo acompañada, soportando las inclemencias del tiempo, porque, como solemos decir, haga frío o haga calor, ahí estamos avanzando en el camino, pasando por la Vega, por delante del Cementerio, bordeamos el barranco de Tenegüime, hasta llegar al Lomo de Juana Gutiérrez.

Mencionar a Ana Nieves Betancort, mi acompañante en el camino. La subida de ese lomo a ella, particularmente “la mata”, la deja extenuada. Pero aún así hacemos el camino agradable con nuestros diálogos y observando, tras breves detenciones, el recorrido y la bella panorámica del pueblo de Guatiza que nos aporta aliento para avanzar.

Hace algunos años, cuando tuvimos un familiar de ambas enfermo, subimos varias veces con nuestro corazón desgarrado, a suplicar a la virgen por su recuperación, para que pudiera gozar de su juventud y de su hijo, que por aquel entonces tenía dos años.

Hoy doy gracias, como otras tantas veces, ustedes son testigos, pues, con plena salud y con mucha fortaleza adquirida, esta mujer ve crecer a este niño que el mes que viene, mes de la festividad de la Virgen de las Nieves, cumple doce años.

En 2009, nuevamente hemos andado juntas para ofrecer nuestro agradecimiento a la virgen, por la recuperación de mi hijo de su enfermedad, también por la de mi primo Sergio, por el hecho, de que mi única hermana superara un objetivo que se había trazado hace tantísimos años, siendo muy jovencita, por el cual ha luchado constantemente con perseverancia durante mucho tiempo, sin desistir nunca en su esfuerzo y que le avala para continuar comprometida en la ayuda a los adolescentes.

Gracias, Ana Nieves, compañera de camino y también gracias a ti, Virgencita de las Nieves.

Quiero mencionar a toda esa gente de mi pueblo y de fuera de él, que también tienen muy arraigada la tradición de la peregrinación cada día cinco de agosto, como son los del Municipio de Haría, que siempre llevan una camiseta en cuyo dorso se puede leer algún cantar; los de Caleta de Famara, que ese día suben el Risco para ver la cara contenta de la Virgen; la gente de Los Valles, La Villa, Tahiche, La Graciosa, Teseguite, etc.; así como a las personas, niños y niñas, jóvenes y no tan jóvenes, que vienen de otras partes de la Isla, y que caminando o en coche desde muy temprano, van llegando como rosarios para gozar de la misa.

Aprovecho también esas líneas para dar las gracias a Tomás (al que cariñosamente (le) llamamos “el niño”) y a los demás compañeros, por estar ahí, con el chocolate calentito y las galletas preparadas, para ayudarnos a “reponer fuerzas”, reiterando constantemente y amablemente estas dos palabras, tantas veces como feligreses van llegando.

En definitiva, tendría que nombrar a un sinfín de personas a las que agradecer la labor que actualmente están realizando, como a mi buen amigo Benjamín, que, cada vez que hay misa en la ermita, es el que se brinda a abrirla, encargándose también de su limpieza y preparación; y muchas personas más que, sin voz, están ahí cada vez que se ofrece, así como aquellas que se dedicaron a cuidarla y ahora no están con nosotros.

Antes de terminar, me gustaría compartir con ustedes estos versos seleccionados de un poema del libro “Poesía y Sentimientos”, de Marisol Viñoly García, procedente de Órzola.

Prometí un día estar
todos los años aquí
el año que no esté
es que no puedo venir.

Aquí respiro aire puro
en esta montaña querida
que me trae tantos recuerdos
cuando venia de niña.

Darle gracias también
por todo lo que tenemos
estar hoy junto a ella
es para estar contentos.

A ver a mi Santa
Virgen de las Nieves Bendita
a rendirle un homenaje
y tenerla tan cerquita.

Me embarga tanta paz
cuando a ella la contemplo
mi corazón se despierta
alegre, contento y sereno.

Siempre estas en mí
dándome fuerza interior
apagando la tristeza
alegrando mi corazón.
Que sepa que estoy aquí
con mi fuerza de voluntad
pedirle salud para todos
que haya más cariño y sinceridad.

Yo personalmente hoy
me siento muy contenta
por haber hecho posible
cumplir esta promesa.

Para que estas fiestas sean alegres y nos den la paz y serenidad para seguir adelante, observando el futuro con optimismo y con la mirada serena de Nuestra Señora de Las Nieves, que como buena madre desea lo mejor para nosotros, me despido, no sin antes dar las gracias a mis amigos y compañeros, a las personas que me tendieron la mano para que esto fuera posible: a Paco y a Maruchi, por documentarme, al párroco Don Antonio Juan López González y a todos aquellos que confiaron en mí.
Muchas gracias.

¡VIVA LA VIRGEN DE LAS NIEVES!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s