Pregón de Sta. Margarita 2005 (Guatiza)

Pregón de las Fiestas de Sta. Margarita
Guatiza 2005

 Por: ALEJANDRO ÁLAMO SUÁREZ

Queridos convecinos de Guatiza, lo repito de nuevo y con el debido respeto .

Queridos convecinos de Guatiza: cierto que ahora no vivo aquí, pero también lo es que viví 7 años para mí muy entrañables y desde entonces los sigo viviendo porque fueron en mi historia personal unos años muy enriquecedores y felices desde la atalaya preferente que tuve como vecino, como cura, como confidente, guardador de secretos y actor de intervenciones hermosas unas y delicadas otras; al mirarles a ustedes echo en falta, con desconsuelo de todos, a muchos de feliz memoria que hoy no comparten con nosotros estas fiestas de Sta. Margarita. A ellos nuestro más emocionado recuerdo.

Realmente me siento feliz de estar aquí, y, al verles, renace en mí aquel pueblo que viví, aquellos siete años que gocé y aquella tarea que me tocó compartir entre muchos de Uds.

Al invitarme Miguel Sosa para este pregón no pude ni pensarlo, ¿cómo puedo decir que no, a pesar de que un pregón no es mi fuerte? ¿a Guatiza le puedo negar lo que sé de ella, lo que viví aquí y lo que significó para mí? Por ello agradezco a la Comisión de fiestas que me haya dado esta oportunidad de CONVIVIR CON UDS. ESTA FIESTA DE LOS PRESENTES Y DE LOS ANTEPASADOS DE FELIZ MEMORIA: porque esa es la fiesta de Sta. Margarita: la gozan los presentes en el recuerdo cariñoso y doloroso pero no menos orgulloso de sus antepasados.

Cuando pienso en Lanzarote, lo primero que me salta a la mente es el siglo y medio que pasó invadido de noche por los bereberes o moratos de esta costa cercana de África. No solo robaban, expoliaban, destrozaban, también desentrañaban ( digo bien: sacar de las entrañas) a las familias llevándose a sus hombres y jovencitas, y además violaban obligando a mujeres a ser madres y querer a hijos de extraños odiados. Vistos con ojos mínimamente sensibles de hoy no sabemos cómo podían soportar semejantes dramas, sí sabemos que quedó por una parte un resabio al “de fuera” (que debe pasar por el proceso de acogida para incorporarse a “los suyos”) y por otra un cariño acogedor y profundo para los suyos y para los que hace suyos.

Guatiza no escapó de esta historia, también la sufrió sorprendida por los moratos que solían arribar por Puerto Moro, a donde se va para la vista de las Nieves, un poco al norte del Riadero y de la Cueva de la Arena. Constan invasiones a Guatiza desde 1579 hasta 1586.

(Se trata de las invasiones de Calafact (1569), de Dogalí (1571) y de Amurat (1586), que abarcan un espacio de 17 años, en cuyo período de tiempo hubo varias incursiones de poca importancia.) de Agustín de la Hoz

Observen la siguiente trascripción
De éste, ( del castillo de Santa Bárbara en Teguise) assí al levante, como una milla de distanzia, ay otro despoblado en que ahí una Capilla de Santa Margarita y assí se llama el lugar que, según los vestigios, sería como de tres o quatro vezinos.
De éste, assí al naciente y a distanzia de milla y media, hai otro lugar llamado Guatissa, de 24 vezinos.

De éste, assí al norte, a distanzia de tres millas, hai otro lugar llamado Mala, de 18 vezinos, que confina con el mar del levante y es el último por esta parte.

COMPENDIO BREVE Y FASMOSSO, HISTORICO Y POLITICO, EN QUE (SE) CONTIENE LA CITUAZION, POBLACION, DIVISION, GOBIERNO, PRODUZIONES, FABRICAS Y COMERCIO QUE TIENE LA YSLA DE LANZAROTE EN EL AÑO DE 1776

De “Agustín de la Hoz” copio el siguiente texto:
“En los primeros años del 1600, nace Guatiza sobre un mamelón achatado que cae exactamente sobre La Vega, famosa ésta por ser rica en garbanzas, blandas y sabrosas como las papas de la tierra. De las garbanzas de Guatiza se dice que tiene mucha ternura y que por eso se hacen pura delicia en cualesquier puchero cristiano. Los primitivos pobladores de Guatiza se rasuraban la cabeza y tenían barba abundante, eran trabajadores y les gustaba la carne seca con tortas de harina de cebada. Vivían en pequeñas casitas de lodo y piedra, que fueron mejorando con los años hasta enjabelgarlas con cal, cosa que hizo visible el caserío desde el océano, llamando la atención de los bereberes, que por ese entonces vivían dedicado a la rapiña por todo el litoral lanzaroteño.”

• Cuenta la leyenda que la base de iniciación del pueblo fue la ermita de Santa Margarita construida por una mujer venida de la parte de Uga que tras haber hecho una promesa colocó la imagen de Santa Margarita sobre un camello, decidiendo de antemano y como pago a su promesa, que allí donde el camello dejase de caminar y se echase, en ese mismo lugar levantaría una ermita en honor a su devota Santa Margarita.

De la historia posterior de Guatiza quedan tres datos significativos por los que era nombrada:
1. Por la hermosa Vega
2. Por el brujo curandero Antonio Chavez que murió por depresión y se llevó consigo sus secretos curanderos.
3. Por la leyenda de Sta. Margarita

“Lo que más caracteriza a esta parte del pueblo siamés es su iglesia-cementerio, adonde acude el vecindario cada año para festejar a la virgen mártir y llorar de paso por los difuntos. La iglesia de Santa Margarita no tiene mayor valor histórico -artístico, pero sí el cuadro historiado de escuela flamenca, y que se conserva por puro milagro, aunque con algunas desgarraduras, consecuencia de los sayones que en cada cita del martirio de la Santa aparecen.”

De la primera fundación del pueblo sólo quedan algunas aljibes, pues el pueblo tuvo que abandonar el asentamiento inicial debido a las invasiones y saqueos de los bereberes. Motivo por el que todos los antiguos poblados de Lanzarote están ocultos al mar desde Femés, Yaiza, Uga, Tinajo, Teguise hasta Guatiza, Haría y Maguez.

Los primeros moradores bajaron al asentamiento actual respetando por entonces su principal riqueza: La Vega.
Y, un siglo más tarde hacia el 1700 ( siglo XVIII ), construyeron sus casas en el actual y definitivo asentamiento asocado y escondido al mar por la montaña Tinamala,
Desde entonces poco se sabe, se unen de nuevo los vecinos hacia el 1876 en que hacen una puesta más decidida en su definición como un gran pueblo, construyendo algo más que una ermita: un templo.

AÑOS 70: LA GUATIZA QUE CONOCÍ:

Al pensar en esos años me vienen un torbellino de imágenes como:

La cuba de agua de Juan Núñez e hijos,
La vuelta del matrimonio a eso de las doce de la recogida de la cochinilla
Los patios y exteriores de las casas exhibiendo los tableros de la cochinilla,
La escuela y sus maestros (José, Srta. Lola, Dan. Frasquita, D. Eugenio…)
Las cuatro esquinas, el gracioso mentidero de los mayores.
La panadería de Sixto
Los Cocoteros
El “riadero” de coches en las noches de cambio de Luna de personas que venían a que les curara Dña. Guadalupe, mujer buena y religiosa.
El rancho de ánimas en los días de navidad
El caminar de puro nervio y suspicaz de Tito Caraballo frente al caminar lento y parsimonioso de Remigio.
El aspecto atento y sonriente de D. José Fernández y de Juan Caraballo frente al andar inquieto de Juan Barreto.
La figura amiga, seria, responsable y de confianza de Manuel Caraballo, presidente de la Cooperativa
El molino de Gofio con la figura socarrona y siempre graciosa de Juan Espino resaltando por encima de los caprichosos monolitos volcánicos
Las estalladas de las bolas en la cancha de La Unión,
Las voces altisonantes unas, calladas y socarronas otras, de los jugadores de envite,
Las dos sociedades,
Un pueblo abandonado por el ayuntamiento sin luz, sin calles apenas….
El espectacular mar canelo y después espejo cristalino de la Vega llena de agua en los retrasados años de lluvia,
El bullicioso ganado de Matías y el de Juan Rafael en las mañanas recogiendo las cabras de los vecinos, y los atardeceres de vuelta de las mismas cada una por su calle hacia su casa
Aquella guagua desvencijada recogiendo a los jóvenes para llevarles al colegio de Haría
El Rancho de Animas,
El Belén en el Molino,
La escuela de Extensión Agraria,
Los Roferos
La chispa irónica de Manuel Ventura,
La moto de Blas, con las cartas
La casa parroquial llena de jóvenes
Joseito Torres, el campanero, ufano, observando desde los ojos del campanario nuestra cómplice admiración por su arte del tocar las campanas.
Las solidarias comisiones de la Escuela, la Luz y las de los Caminos
La recogida nerviosa de la cochinilla por parte de la Cooperativa
Las bromas de los jóvenes porfiando al miedo enviando a los más ingenuos a subir al cementerio en la oscuridad……..
Los Play-Back y las obras de teatro
Las peleas para que nos colocaran el teléfono en los domicilios
Las solidarias comisiones de la Escuela, la Luz y las de los Caminos
La cooperativa de Cosecheros de Guatiza y Mala y su presidente D. Manuel Caraballo
La asociación de vecinos Santa Margarita

Juanita La Santa con su caminar rápido hacia la Iglesia. Juanita la Santa, la veladora de los intereses religiosos a la que yo, como cura y como vecino, le debía y debíamos la atención personal, el cuidado de la iglesia y el control del dinero.
El caminar sereno y tranquilo de Leoncia y de María la de Marcelino hacia Sta. Margarita y a las que, también nosotros, los parroquianos, le debemos el cuidado callado, secreto, permanente de la Ermita.

Y también recuerdo las desgracias que nos tocó vivir…….. mejor guardarlas – respetándolas- en la intimidad de nuestra historia.

Casi 30 años después, sobre todo veo lo que, por dentro, era el pueblo:

 Muy trabajador, en pareja normalmente, tanto el hombre como la mujer, adelantándose a estos tiempos.
 Ahorradores hasta la austeridad, en muchos casos excesiva.
 Muy cálido, cariñoso, también respetuoso en la relación y permítanme juguetón a veces – las cuatro esquinas, el juego de las bolas, (una buena terapia de entretenimiento y relación social.)
 Destacadísimo por su solidaridad y compromiso social, ésa fue siempre su historia: la construcción de la Iglesia en el siglo XIX, la de la sociedad la Unión, el anexo de la escuela, la restauración de la Iglesia, la Instalación de la Luz, el arreglo de calles y caminos….
 Un pueblo económicamente bien situado en estos años, siendo la cochinilla la principal fuente de ingreso.
 Un Pueblo abierto al desarrollo: visto a través de los años, en su momento Los Cocoteros supusieron un nuevo estilo de progreso no sólo en la construcción de la urbanización sino en el impacto que supuso en el concepto del trabajo agrícola tradicional.
 Un pueblo socialmente homogéneo sin especiales conflictos ni entre vecinos ni generacionales. Ni tampoco con los “ de fuera”: recuerdo cuando vinieron los peninsulares de León para los Cocoteros: el pueblo tuvo el detalle de invitarles en la fiesta de fin de año en la Unión.
 Un pueblo alegre, feliz y amigo de celebraciones populares con asistencia masiva de todos los vecinos.
 Un pueblo activo y comprometido en el desarrollo social:
 en ese sentido recordamos:
o La preciosa relación entre jóvenes y mayores que llamaba mucho la atención: recuerden el apoyo en las obras de teatro, los bailes domingueros de los jóvenes en la Unión en presencia y regocijo de sus padres….
o las numerosas reuniones de la escuela, la luz y los caminos y la elección muy acertada de sus comisiones así como sus compromisos en dinero y días de trabajo.
o Las reuniones de los jóvenes en la casa parroquial embaucados en muchos talleres…en los bailes en la Unión, en la playa de la caleta, en la escuela de Extensión Agraria…
 Una juventud muy sana y divertida en sí misma, con muchas ganas de saber.

 Pero sobre todo, lo que más llamaba la atención era el número de estudiantes que había en el pueblo; se recuerda que p.e. mientras el pueblo de San Bartolomé – más numeroso- tenía unos 9 alumnos en el Instituto de Arrecife, Guatiza tenía 29 entre Haría y Arrecife. Pero lo importante no era el número de estudiantes: Lo importante era lo siguiente: tal vez los padres de entonces no tenían tantos estudios pero sí fueron lo suficientemente inteligentes y abiertos al futuro para saber que lo fundamental era la cultura y el desarrollo intelectual y profesional de sus hijos y ahí apostaron fuerte y significativamente.

LA GUATIZA QUE AHORA SE VE:

La que se ve a simple vista:
 Una Guatiza muy próspera
 Una Guatiza limpia
 Una Guatiza hermosa en sus calles, en sus casas, en el entorno
 Una Guatiza equipada con un muy buen local social como éste que presta servicios de celebraciones familiares, de reuniones populares, ofertas juveniles y últimamente comidas a precios razonables
 Una Guatiza que mantiene en aumento el censo de sus habitantes, difícil en poblaciones rurales.
 Una Guatiza con molino y caprichosos monolitos volcánicos como antes, pero dentro del paraje incomparable del jardín de cactus, sueño del añorado César Manrique.
 Una Guatiza equipada en infraestructuras de calles, atenciones sociales …
 Una Guatiza sin conflictos sociales internos, sin problemas especiales generacionales, sin marginaciones…
 Una Guatiza cuyas mujeres también se reúnen en el centro social y se distraen para distraerse entre cháchara, cartas y lotería, cosa que antes no sucedía, por desgracia.
 Una Guatiza con una APA o AMPA organizadora y animadora de actividades infantiles
 Y sobre todo una Guatiza rica porque los padres de aquellos tiempos apostaron por la formación, preparación y nivel cultural de sus hijos, padres ahora a su vez: de aquellos esfuerzos, estas realidades, o lo que es lo mismo: DE AQUELLOS MIMBRES, ESTOS CESTOS.
La cochinilla está en decadencia, pero el pueblo no. Gracias a la cochinilla se pudo invertir en la mejor operación: estudios; y ahora el pueblo se mantiene en una riqueza que dura más y con más rendimiento: buenas ocupaciones y buen estado de vida y trabajo. ¿Qué mayor satisfacción puede tener un pueblo que hijos preparados, cultos y sin problemas económicos? Los milagros existen y este es el milagro de Guatiza. Enhorabuena a los padres que supieron ver y apostar entre las tierras y la formación, enhorabuena a los hijos que aprovecharon el lance.

 Pero me pregunto si esa Guatiza que hemos vivido y gozado sigue igual de solidaria, de comprometida con los vecinos, con una juventud sana y entusiasta.
o bien sabemos que la Televisión nos atonta en el sofá de nuestras casas y en la mente de nuestros hijos; ¿estaremos sucumbiendo a su fácil seducción de tanta imagen vacía de contenido?
o También sabemos que comúnmente la juventud de ahora no es la misma que la emprendedora, entusiasta, trabajadora ( en vacaciones se ayudaba a los padres en el campo) de antes.
o Entonces, el esfuerzo y el trabajo eran valores muy importantes en este pueblo, marcados a hierro en el alma de los hijos, no parece ser eso lo que ahora se estila en nuestra sociedad actual.
 Estamos celebrando la fiesta de Santa Margarita: una fiesta singular, algo rara para los extraños. ¿Una fiesta en la capilla del Cementerio? En cambio para los vecinos de Guatiza es una fiesta casi íntima, sólo entendida por ellos, algo muy, muy profundo porque ese día :
o Volvemos, pisamos, sentimos nuestras raíces, recordamos a nuestros mayores, renovamos nuestro compromiso con nuestra historia y en ese amasijo de sentimientos, recuerdos, raíces, añoranzas y aires de fiesta, nos sentimos pueblo y personas responsables de unos valores como los descritos más arriba.
o En este recorrido histórico, y teniendo ahora como punto de referencia los resultados obtenidos, comprobamos que los antepasados, los abuelos, los padres tenían razón:
o No están reñidos el trabajo con el bienestar.
o No están reñidos el estudio con el esfuerzo en el campo
o Son compatibles juventud y madurez
o Ustedes, jóvenes, pertenecen a una raza honrada, trabajadora, solidaria, en continuo progreso, por lo que no pueden sucumbir en una apatía, en una desgana, en un ostracismo placentero y egoísta, hay que colaborar, participar, formarse, trabajar, aprovechar las oportunidades de convivencia que te ofrece la parroquia , la Asociación de vecinos, el Ayuntamiento, el Cabildo…
A ustedes padres les digo que tenemos más dificultades para educar a nuestros hijos – también más medios- y si algo no funciona, es necesario recordar a aquel emperador romano de la
o película Gladiador recriminado por su único hijo a quien no quería darle el mando del imperio: ¿No sabes, hijo mío, que los defectos de los hijos son el fracaso de nuestra educación como padres?
o En concreto, y sin parezca pedantería, me atrevo a sugerir por si lo consideraran acertado las siguientes sugerencias:

1. Un grupo humano se moviliza
 cuando hay necesidades o ideas sugestivas dignas de hacer
 cuando hay ilusión en los miembros
 cuando existe un líder que es capaz de coordinar las ideas de todos
 cuando hay medios para realizarlas.

2. Los jóvenes y mayores de Guatiza , ahora, tienen todos los requisitos:
 cubiertas las necesidades, hay muchas ideas posibles como: las excursiones o viajes de los mayores que los realizan ya.
 A quienes les apetezca: ir completando la historia del pueblo y sus gentes con dos cosas muy sencillas al alcance de cualquier joven o persona como :
 hacer un árbol genealógico de los apellidos del pueblo, para ello el archivo parroquial y posteriormente los archivos de Teguise.
 recoger de las personas mayores los cuentos, las pequeñas historias, los dichos, los grandes acontecimientos que se refieran a la historia viva del pueblo…
 participar en la página web de guatiza.com. ¿Sabían que existe? Yo me he sorprendido cuando al comenzar a recopilar datos, me dio por buscar guatiza en la web, y ahí descubrí guatiza.com, es una página creada por un hijo del pueblo, Sergio Espino, hijo de Carlos Espino, nieto de “Seña”Efigenia, en donde hay fotos, historia, datos, y sobre todo espacio de comunicación. Está ansioso por encontrar participantes en la página, lo tenemos fácil.
 Si fueran capaces unos cuantos, jóvenes y mayores, de reunirse un día y expresar ideas, seguro que saldrían muchas.
3. En este pueblo y en Ustedes hay ilusión por hacer cosas para sí y para el pueblo. Decía San Buenaventura que cada uno debe beber del agua de su propio pozo: este pueblo tiene tradición de hacer cosas importantes, no va a ser esta generación la que la rompa.
4. También hay líderes, no los voy a nombrar, pero saben que aquí hay gente que quiere hacer cosas.
5. Y tienen medios: el Taiga, La Parroquia, El Cabildo, El Municipio….etc.

Queridos convecinos de Guatiza, así termino animando a seguir siendo lo que este pueblo siempre ha sido: Un gran pueblo. Gracias por su presencia y por escucharnos mutuamente, aunque haya sido yo quien haya hablado en voz alta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s