Pregón de Teguise 2007

Pregón de las Fiestas del Carmen
Teguise 2007

Por:  ALFONSO GONZÁLEZ

Pregón de un trompetero de corazónalfonso glez

“Teguereste” extracta el pregón de las Fiestas de Nuestras Señora del Carmen de la Villa de Teguise ofrecido por el que fuera médico de la localidad, Alfonso González.

El médico de la Villa, Alfonso González se sintió emocionado de que lo eligieran pregonero de las fiestas del Carmen de Teguise, porque siempre se ha sentido de aquí, sentimiento que ha traspasado a sus hijos: incluso uno de ellos sigue los partidos del CD Teguise.

El médico de La Villa, cómo él se denomina, comenzó dando las “gracias a Paco Hernández”, que lo presentó antes de iniciar el pregón “porque ha dicho cosas que no soy merecedor de ellas y además me lo ha puesto muy difícil”. “Con este acto me esta pasando lo mismo que hace cinco años con otro acto muy similar, me invitan porque debo tener cara de muy bueno, el otro acto estaba dedicado a la Virgen del Rosario este es a la Virgen del Carmen y yo nunca me considerado tan bueno como para dedicarme a estas cosas porque no se traer papeles para leer, yo digo lo que me parece”

“No voy a hablar de la Virgen del Carmen porque hay personas más capacitadas que yo, ni tampoco de cuando nació Teguise, de cuando el pueblo iba huyendo a la Cueva de Los Verdes o al Castillo de Guanapay, cosas que me enseño mi amigo Agustín de la Hoz, voy a hablar de mis recuerdos”

“Hoy cuando subía andando, porque quería ver Teguise, y al llegar al Palacio del Marques, del primer Marqués de Lanzarote, don Agustín Herrera, se me vino a la memoria lo bonito que está el pueblo”, “Yo recuerdo cuando estuve de médico y algunos turistas entraban a ver el Palacio, que estaba totalmente abandonado, los turistas cuando salían estaban de pulgas hasta las orejas, esa era la auténtica realidad. Ahora veo lo bonito que ha quedado y esto es un tanto a favor de las corporaciones que han actuado”.

“Me voy a reducir a hablar de mí en Teguise. Yo vine en el año 56, llegue un 2 de enero, con la gabardina debajo del brazo en un avión DC3, cogí un taxi, llegue al Ayuntamiento, estaba Francisco, el guardia, Miguel Hernández y estaba señor Bonilla”. No conocía nada, porque en la oposición yo pedí Teguise, Teguise aparecía Teguise Las Palmas, había un desconocimiento total de la Isla no solamente de los peninsulares, sino de otros canarios”.

“Cuando llegue aquí Francisco me acompaño al bar de Fernando que era un bar de tablas pura y dura, estuve comiendo luego me llevaron a la casa, la casa que estaba ocupada, bueno vivían Fernando y Pepe Luzardo. Tuve un comienzo muy glorioso, por la tarde tuve que ir a Mozaza con el entonces secretario del Juzgado, a un levantamiento de cadáver, y pensé empezamos bien. Un anciano que había aparecido muerto”.

“Al día siguiente empecé mi labor. En aquella época, no Teguise sino Lanzarote vivía una época bastante precaria. Pero me dijeron cuando bajes a Arrecife ya te han hecho la ficha porque ya los postigos están funcionando, cuando baje a Arrecife ya sabían la edad que tenía, de dónde era…”

“Entonces comenzaron las tareas en Teguise, yo siempre me he dado cuenta que los de Arrecife, perdonen si hay alguien de Arrecife, los de Arrecife, siempre presumen de tener más habitantes y mucha más vida, pero siempre le han tenido envidia a La Villa, siempre, porque La Villa tiene algo que no tenía Arrecife, La Mareta, Los Leones y la mujer de Felipe decían”.

Reencuentro

Teguise se ve que ha evolucionado, “se ve el progreso, que he visto en toda la isla, sobre todo en la parte interior, los ayuntamientos se han esmerado una barbaridad con la Isla los pueblos están preciosos, hay flores por todas partes”. En cambio “Arrecife ha crecido de una manera desorbitada, sin sentido”. A pesar de todo estos días “me he encontrado conocidos en la calle principal, yo me encontrado a gente los dos días que llevó aquí y mí mujer también”.

“Esto me ha dado muchos ánimos”. Para recordar “lo que viví ayer” incluso “me encontré con una persona que no me conocía, era en Ginés, cuando lo vía me baje del coche a saludarlo y me miró con cara hosca, me dijo que no me conocía, entonces me conoció le salió una sonrisa de oreja a oreja, me dio la mano me dio un abrazo, y entonces dije ya he justificado el viaje a Lanzarote”.

“Y este muchacho, los médicos que tanto estudian que saben tanto de la mente humana, a mi me gustaría saber a este muchacho que se le ha encendido para que me reconozca”

Estos días “me he recorrido el pueblo casa a casa, en mi mente, casa por casa y ahora he reconocido a muchos de los que están aquí, a pesar de mis 79 años tengo la memoria regularcita”.

Volviendo a lo que decía antes “Teguise siempre ha tenido una patina desde que en nombraron en 1536 al Marqués de Lanzarote, que nació en Teguise así fue adquiriendo la patina que tiene Teguise, con la Iglesia de San Francisco anterior la Guadalupe, con las Iglesias que tiene, con las calles que hay y que siguen intactas e incluso mejoradas de cuando yo estuve aquí”. Y es que “Teguise siempre ha sido la Real Villa de Teguise, siempre ha sido muy considerada en Lanzarote y fuera de Lanzarote. Otros pueblos son más grandes, pero Teguise tiene algo que no tienen los demás”.

“Arrecife ha eclipsado a Teguise y no se cómo Teguise permitió que Arrecife se quedará con el muelle de los Mármoles, y a pesar de todo no ha perdido Arrecife esa inquina a Teguise”. “Antes se establecía una rivalidad en el fútbol, yo jugaba un partido todos los días debajo de la casa del médico, cuando los muchachos salían de la escuela”. Incluso “me acuerdo de Pekín Ramírez que pasaba todos los días con el coche y me decía tú estás loco”.

Nacimiento del CD Teguise

Fue el momento en que “hicimos el equipo de fútbol en Teguise, Arrecife estaban encantados para darnos leña y el primer partido que jugamos contra Arrecife me hicieron dos faenas muy gordas que no se las he olvidado. Jugamos donde esta el Cabildo ahora, Reina que está casado con María. Reina jugaba muy bien al fútbol, y le dijo a un portero de UD Las Palmas que jugará con el Teguise, estupendo, entonces nos presentamos allí. Jugaba El Lomo contra el Teguise, yo era el entrenador y tengo poco de entrenador, nos dominaban pero el portero las paraba todo. Al final lo perdimos lo traspasamos y pedí tanto como por Beckam”.

“Hubo otra faena, jugamos contra los infantiles que iban a ir a Fuerteventura, bajamos a Arrecife y empatamos a cero y al domingo siguiente vinieron aquí, pero ellos nos dieron el partido por perdido, porque se presentaron a las 12:00 y nosotros a las cuatro de la Tarde”. En aquellos tiempo yo vi que “había necesidad en Teguise de una sociedad, habían tertulias en casa de Pepe Morales, otras en casa de Maximino tenía otra tertulia”. Pero yo creía que tenían que ser para todos. En esas fechas se “se vendía la casa, donde la sociedad, yo me hice responsable, y me alegré de haber hecho la sociedad, que buena o mala algo tenía. Por cierto, que fue Pedro el pintor el que la decoró en el primer baile, lo decoró muy bonito. Yo le recé mucho a la Virgen del Carmen, porque tenía un piso de madera y yo creía que cuando empezase el tenderete se venía abajo y no, no paso nada”.

“Mi vida transcurrió en esa relación. Luego mi vida profesional he tenido grandes satisfacciones y grandes he tenido compresión yo me he volcado y se han volcado conmigo”. Sobre todo tengo muchas anécdotas y recuerdos, una se refiere al “curandero, que es de los casos curiosos que he vivido yo en mi vida profesional. Había aquí un muchacho que tenía gafas le quitó las gafas le dio dos castañas y le dijo como si te vuelves a poner las gafas te sacudo, ese muchacho jamás se las volvió a poner”.

También “me llamaba la atención el respeto que había por los mayores, una vez que fui a visitar al señor Sotero, cartero de Soo, tenía doce o trece hijos y todos con hijos aquello su casa era Troya. Y venían a verlo y todos le pedían la bendición y le ponían la mano. Que bonito” era aquel respeto a los mayores. “Yo he vivido siempre con un recuerdo muy especial, estuve durante 20 años hasta que me dio unos téleles y me tuvieron que operar de corazón y tuve que dejar esta, yo estoy extraordinariamente agradecido a esto”. Cuando me fui “Juan Brito, vino a despedirme y dijo vengo porque no se va un peninsular, ni un conejero, se va un trompetero. Y es verdad que yo no viví en Teguise; yo conviví con Teguise y con sus problemas”.

“No se los años que Dios me dé pero Teguise es mucho Teguise, tiene un algo especial. Mis tres hijos han nacido aquí y han vivido siempre aquí, hasta el pequeño todos los domingos mera en Internet para ver como ha quedado el Teguise, incluso me ha pedido la camisa y el pantalón” del equipo. Mis hijos se han sentido muy de Teguise. Todavía siguen diciendo lo del mi niño y yo con mis amigos en Murcia uso de “guagua o cómo están ustedes”. “Lo único que no he aceptado es el sancocho, sólo lo he comido una vez en una de las excursiones obligadas a La Graciosa, a una inspección de la escuela y las pase canuta”. Pero a mi mujer y mis hijos les encanta, “estos días mi mujer compró tollo y pota, con ese olor, yo no puedo soportarlo”. “Yo me acuerdo mucho de Teguise, mucho de La Villa, yo temía terminar, si me parece que acabo de empezar. Me da miedo este momento, en este momento yo me encuentro estupendamente bien tengo 79 años, y me tengo que despedir”. Aunque “yo he tenido mucha suerte, he tenido una mujer que ha sido mi sostén, mi báculo, mi bastón durante los 48 años, vamos a cumplir 49 años. Ya no me divorcio. También les doy las gracias a ustedes, porque creo que se lo merece me han acogido muy bien, yo les tengo una gran afecto y yo les tengo que decir que adiós y muchas gracias”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s