Pregón de Teguise 1985

Pregón de las Fiestas del Carmen
Teguise 1985

Por: FRANCISCO HERNÁNDEZ DELGADOPACO

Hace ya unos 567 años que el normando Maciot de Bethencourt, virrey de Lanzarote, pariente de Juan de Bethencourt, fundara sobre los cimientos del poblado conocido como Gran Aldea en los alrededores de la prehistórica Acatife, La Real y muy Noble Villa de Teguise.

Sabemos que a finales del siglo XVI los habitantes de Teguise, eran comerciantes y milicianos. Además de Capital de la Isla de Lanzarote era sede del Marquesado y guarnición militar, contaba con unas 120 casas y dos Iglesias prolongando se su hegemonía sobre la isla hasta mediados del siglo XIX, Compartiendo junto al papel económico militar, político y religioso.

En 1.688 Teguise tenia el 88 % de la población de Lanzarote concretamente unos 3.943 habitantes por 4483 que tenia la isla, al pie de la montaña de Guanapay se encontraba la Mareta o alberca este deposito llegó a tener una altura similar a la de la actual torre de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe.

Tenía un perímetro de 600 metros y capacidad para unas 80.000 pipas de agua. Era propiedad de la Isla entera y en tiempo de escasez de lluvias venían desde todos los rincones de 1anzarote caravanas de camellos cargados de odres y cacharros a por el líquido elemento. Se cuenta que cada año acudían a la Villa grupos de hombres enviados por los diferentes pueblos de Lanzarote para limpiar y mantener en buen estado el gran embalse.

En 1.964 al vender la tierra que rodeaba el depósito para los cultivos se eliminó poco a poco la Mareta.

Iglesias y conventos, palacios y nobles caserones, su recogimiento dan a Teguise un ambiente especial, en que lo pasado se hace presente con muy poca imaginación.

Teguise es la segunda villa mas antigua del archipiélago después de Betancuria en Fuerteventura y ostentó la capitalidad hasta que por decreto de 17 le marzo de 1.852 pasó a Arrecife.

Así es la Historia de nuestra Villa a través de los historiadores, como muchas veces nos la cuenta el gran escritor lanzaroteño Agustín de la Hoz, a quien el pueblo de Lanzarote tanto le debe y cual poco ha sido el reconocimiento a su labor, muchas veces me da la impresión de que únicamente nos acordamos de él ,como quien busca algún dato histórico en una vieja enciclopedia y la vuelve y la deposita nuevamente en un rincón olvidado, algún día nos daremos cuenta del valor histórico, humanístico de este hombre.

Pero nosotros quisiéramos traer a este pregón otros datos esas historias que nuestros ancianos conservan en su memoria, que trasmiten de boca en boca y que si no nos preocupamos de conservarlas se perderán en el tiempo porque la juventud no es muy ~~~ cuidar y preocuparse por ese legado tan o mas importante que el que figura en los libros de historia.

Un ejemplo palpable es las letras de los Ranchos de Pascuas de Teguise trasm de padres a hijos como una rica herencia familiar, hay que remontarse al año 1897 ver lo ultimo escrito sobre estas cantos de pascuas, desde esa fecha se comprueba como año tras año, como una semilla interior en cada uno de los componentes de nuestro Rancho brota en la noche de Navidad, como un impulso natural.

El Fútbol otra parte de nuestra historia, vivida por tantos hijos de Teguise. Deporte de élite en los años 1915 a 1920, tiene que llegar el año 1924, para que la clase media, después de una jornada intensa de trabajo, buscase en los días festivos un nuevo aliciente y no era para menos, pues el verse arropador los aplausos del resto de los vecinos y vestir aquella ropa de chaqueta larga con camisa blanca y pantalón corto por debajo de la rodilla con su correspondiente boina era un placer poco corriente.

Los aficionados a este deporte se reunían en casa de Don Eliseo, donde su hijo de unos doce años ya era una figura del fútbol, al campo de Santo Domingo acudieron desde Arrecife los legendarios equipos de Culandrillo y el Feniz. Poco después eran ya conocidos los jugadores Mamerto Perdomo, Miguel Hernández, Nicolás Reyes, Pepe Perdomo, Miguel Callero, Nicasio Acuña, Juan Rodríguez, Ruperto, Pancho Betancort, Domingo Robayna y otros muchos. En 1926 Siendo Presidente del Club Juan Martín Ferrán y con la ayuda económica de D. José Perdomo Ramírez se hizo la explanación del Campo de los Molinos, obra esta que es¬tuvo a cargo de D. Leandro Camacho y por la cual cobró 30 duros, el trabajo lo realizó con una yunta de vacas.

El Club paso luego a la sociedad o casino de Guanapay, despues al al cuarto de D. Eligio, donde numerosos aficionados escuchaban uno de los pocos aparatos de radio que había en Teguise y funcionaba con bateria.De allí paso a la casa de D. Antonio Rijo después a la actual farmacia y de allí al centro Falange, donde bajo la dirección del Dr. Alfonso González Aparicio, el 18 de Junio de 1.967 se redactaba el Acta Fundacional de la actual Sociedad Deportivo-Cultural de Teguise.

El Club se inscribiría en la Federación de la Palmas el 5 de Mayo de 1.955 siendo su presidente Nicasio Acuña y secretario José Bonilla.

Los diablo o diabletes son otra tradición de Teguise, hay que destacar la labor en conservar estas caretas de Dofia Rosalía Spínola, Don Eliseo y los Cabrera de Teguise.

El Teatro es sin lugar a dudas la rama cultural que más pronto se implantó en Teguise, desde 1.825 hay noticias que el teatro de Teguise fue conocido fuera de las frontera de nuestra Isla, como Teatro publico ocupa el primer lugar de la Provincia de las Palmas y el tercero del archipiélago después del de Puerto de la Cruz en 1.923 e Icpd de los Vinos en 1.824. Francisco Spínola Gómez, director del grupo de Teatro, junto con María Perdomo de Ferrán, Inocencia Alada de Molina, Las Hermanas Manuela y Esperanza Spínola, Sebastiana Ramírez, Anita María Spínola y otros tantos dieron días de gloria a nuestro Teatro.

No podemos olvidar los nombres que dieron fama a Teguise en el contexto internacional, Alfonso Spinola, Ángel Guerra, José Clavijo y Fajardo y otras que sin ser tan importantes tuvieron su papel en nuestra historia como Don Domingo Rancel, fray José Antonio de Clavijo, Don José Ramírez y otros mas recientes como Las Hermanas Manuela y Esperanza Spinola y Don José Fajardo Morales.

Es bonito recordar, pero Teguise no puede vivir únicamente del pasado contemplando sus caserones sin vida dormidos en la gloria de los tiempos, nuestros valores históricos únicamente nos deben servir de acicate para afrontar el presente, poco a poco hemos visto como nuestras calles y plazas restauradas,pero es necesario que el pueblo participe en ese despertar, bien es verdad que no todo contribuye a ello, los teguiseños tantas veces insultados, mutilados abandonados, necesitan un bienestar social, político y hasta religioso para encontrarse a si mismo, tenemos que salvar nuestras tradiciones, que nadie venga a decirnos que son una vergüenza del pasado, tenemos que demostrar que son piedra angular de nuestro futuro, ellas con nuestras juventud deben ser los puntos mas cuidados de nuestra sociedad.

Creo que la hora de Teguise está cerca, la juventud es consciente de ello y como decía un buen teguiseño, no cejaremos en nuestro empeño, velaremos las armas día y noche si es necesario como las veló el caballero andante de la triste figura y como el lucharemos a lanza en ristre y brazo desnudo contra todos los arrieros y barberos y sacristanes del arte y del oportunismo …

Teguise 10 de Julio de 1.985

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s