La arquitectura doméstica (I)

Fuente: Catálogo arquitectónico y carta etnográfica de Teguise

Según del Dr. Martín Rodríguez “La arquitectura doméstica de Lacasanzarote es una de las más personales y diferenciadas de las Islas, íntimamente unida a su sugestivo ambiente físico. La numerosa población morisca de la isla influyó posiblemente en la edificación. Son casas de planta cuadrada, cubierta de azotea –pocas de teja-, pequeño patio, originales chimeneas y extremadamente blancas”.

Asimismo, al igual que ocurre en las otras islas, se constatan algunas diferencias entre las viviendas campesinas aisladas y las situadas en el interior de las poblaciones. En el caso del municipio de Teguise se encuentran algunos de los ejemplos más relevantes de uno y otro tipo, así en la zona de Los Valles se conservan algunas de la mejores muestras de la arquitectura rural, mientras que en el conjunto histórico de la Villa de Teguise, el mejor conservado de Canarias, abundan los ejemplos de edificaciones adaptadas al contexto urbano.

En líneas generales este tipo de arquitectura doméstica se caracteriza por un desarrollo orgánico, es decir, se hace y se amplía según las necesidades de sus propietarios, adaptándose al terreno y aprovechando los materiales que le ofrece el entorno.

La tipología constructiva sigue un esquema en planta bastante sencillo que se repite con escasas variaciones: un patio central abierto en torno al que se disponen las diferentes dependencias.casa-1

La disponibilidad de materiales constructivos y la necesidad de hacer frente a los inconvenientes climáticos, principalmente el calor y el viento, determinan en buena medida las características constructivas. Así las casas se construyen a base de gruesos muros de piedra y barro enjalbegados con cal. La techumbre es preferentemente plana, de azotea –aunque también existen ejemplos de cubiertas a dos o cuatro aguas- sostenida por un entramado de madera. En este caso, el empleo de la madera, inexistente en la isla y que hay que importar de fuera con el consiguiente encarecimiento de la obra, denota, según apunta el Dr. Martín Rodríguez, como la influencia cultural vence a la realidad material.

Estas viviendas así construidas suelen ser de una sola altura, contando a lo sumo con un sobrado o cuarto alto en la azotea. Las fachadas se presentan lisas y con pocos vanos como medio de protección frente al viento y el calor. La aireación necesaria se consigue a través del patio central al que se abren las diferentes dependencias. En este patio se encuentra el aljibe que almacena el agua de lluvia que se recoge desde las azoteas y alcogidas.

La vivienda urbana noble se diferencia por la presencia y mayor importancia de dependencias de uso social como los salones para recibir las visitas y la proliferación en el empleo de materiales nobles como la madera en los techos (artesonados mudéjares) y la piedra labrada enmarcando los vanos o en el piso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s